Carta de amor a la sinceridad y humildad

Con tantos los recuerdos que hay en mi mente que agotaría el papel y seguiría habiendo cosas por decir, aunque apenas hubiese tenido tiempo de decirte lo que realmente siento, quiero que te sientes ante este papel y leas con detenimiento. Para mi esto no ha sido un camino de rosas, no es nada fácil decirte que estoy enamorado porque tras tanto tiempo intentándolo me doy cuenta de tus idas y venidas. Ha ratos me sale una sonrisa por un gesto bonito, a ratos me haces polvo despreciando cada gesto que pueda hacer por ti, en poco tiempo me vuelves loco, porque no se si entregar algo tan frágil como un corazón a alguien tan descuidada como tú. Durante mucho tiempo me he mantenido en la distancia, estando como bien se puede ver enamorado como un tonto, eres especial, creo que eso no lo pondré nunca en duda, eres única eso tampoco lo pondré en duda, pero lo que no me gusta es que me vuelvas loco.

Carta de amor

Buenos días mi amor;

Lo difícil de hoy no es como comenzar esta carta, sino lo que quiero decirte en ella, quizás lo he ensayado en mas de una ocasión, pero aun así no se como hacerlo. Entraste en mi vida como un elefante en una cacharreria, poniéndola toda patas arriba, diste ilusión donde antes tan solo había esperanzas perdidas y tristezas amargas. Lo primero es darte la gracias, gracias por hacerse soñar de nuevo, gracias por hacerme creer en que la vida es un sueño y que los sueños se hacen realidad, gracias por darme la oportunidad de estar con alguien tan especial como tú, con alguien capaz de cambiar mi presente y formar un futuro.
Pero no solo quiero darte las gracias por darme razones para sonreír, sino quiero decirte algo mas importante. Sabes que llevo enamorado desde el primer momento en que gire mi cabeza y te vi, sabes que me enloqueces con cada minuto que paso a tu lado, con cada sonrisa que te arranco y por eso quiero decirte si quieres ser la persona que acompañe cada dia mi vida, compartir un presente y futuro juntos.