Principe

No hay príncipe sin castillo
ni princesa sin amor
al que conquistar el alma
tocando su corazón.
Pocos son los versos
muchas las miradas
en la que fijo mis ojos
en esa mujer amada.
Las horas suman los días
de esta bonita historia
en que mi corazón se alimenta
de su mirada, princesa.
No soy poeta
y mucho menos trovador
solo canto estos versos
por ti mi bella flor.
Apareciste en primavera
como la linda amapola
que alegra nuestras huertas
que a mi alma contenta. 


me enamore

Me enamore con tanta locura que hasta arde mi alma cada vez que pienso en ti, me arden las manos con tan solo escribir tu nombre y no puedo dormir porque eres el desvelo de mis sueños. Miro por mi ventana cada noche para encontrar un estrella que brille la mitad de lo que brilla tu mirada, escucho el silencio tan solo por si en algún rincón puedo escuchar de nuevo ese bello sonido que es tu sonrisa. Se me parte el alma cada vez que no escucho tus palabras, busco desesperado en cada rincón de mis alrededores esa mujer que con tan solo decirte hola ya esta haciendo temblar tus días, que te haga soñar, enloquecer y no dejar de pensar en ella cada minuto de esta vida.


Y aquí me ves escribiendo palabras sin sentido, buscando en mi corazón aquello que me alegra el día, el recuerdo de tu sonrisa, de tus palabras, de tu imagen, cualquier cosa que me recuerde a ti. 

Te adoro princesa

Quise hacer algo especial esta mañana y no se me ocurrió mejor manera que colocar una entrada en mi blog, quise que fuera una carta, pero tras estar 20 minutos no fui capaz de poner un inicio.
Quizás nunca sea la persona perfecta, quizás me duerma cada noche soñando con que a la mañana siguiente los rayos de sol me despierten en mis sueños, quizás aun siga siendo un niño encerrado en el cuerpo de un hombre. No lo se, ni siquiera se porque cada día espero a que en mi fondo de pantalla salgan una sonrisa tuya tras otra. O porque me guste ver si has cambiado tu foto del perfil con el fin de saber como te sientes. Me siento aquí, a esperan unas simples palabras que algún día llegan, otros no. Escribiendo entrada tras entrada mientras se mojan mis ojos de lagrimas buscando tu sonrisa. 
Nunca seré ese príncipe azul con el que tu sueñas, porque engañarnos simplemente seré una persona que desde que te conoció ha echo tantas gilipolleces por el simple echo de no ser capaz de expresar nada ante sus ojos. Que fácil es escribir te quiero, entrar en tu perfil ver que estas conectada y esperar por si dices algo. Esperar un hola, o un que estas haciendo. Incluso ver el contador de mis visitas subir y creer que eres tu. 
No seré jamas una persona con el don de la palabras, ni tan siquiera ese que te escribirá poemas cada amanecer y te los recitara en el desayuno. Solo te asegurare que una palabra tuya es recibida con la mayor de las alegrías en mi corazón, que una sonrisa es un sueño cumplido y que un poder estar a tu lado es la vida hecha sueño. Nunca supe lo que era querer a una persona hasta que noche tras noche mi almohada recogía lagrima tras lagrimas, como gotas de sangre salidas del corazón, el llanto desconsolado de un alma que sin ti estaba vacía. 
Si mi felicidad es enamorarme de ti, la he conseguido. Te adoro desde el primer momento en que te vi. Eres mi pensamiento desde que abro mis ojos hasta que los cierro. 

Te adoro princesa

Quise hacer algo especial esta mañana y no se me ocurrió mejor manera que colocar una entrada en mi blog, quise que fuera una carta, pero tras estar 20 minutos no fui capaz de poner un inicio.
Quizás nunca sea la persona perfecta, quizás me duerma cada noche soñando con que a la mañana siguiente los rayos de sol me despierten en mis sueños, quizás aun siga siendo un niño encerrado en el cuerpo de un hombre. No lo se, ni siquiera se porque cada día espero a que en mi fondo de pantalla salgan una sonrisa tuya tras otra. O porque me guste ver si has cambiado tu foto del perfil con el fin de saber como te sientes. Me siento aquí, a esperan unas simples palabras que algún día llegan, otros no. Escribiendo entrada tras entrada mientras se mojan mis ojos de lagrimas buscando tu sonrisa. 
Nunca seré ese príncipe azul con el que tu sueñas, porque engañarnos simplemente seré una persona que desde que te conoció ha echo tantas gilipolleces por el simple echo de no ser capaz de expresar nada ante sus ojos. Que fácil es escribir te quiero, entrar en tu perfil ver que estas conectada y esperar por si dices algo. Esperar un hola, o un que estas haciendo. Incluso ver el contador de mis visitas subir y creer que eres tu. 
No seré jamas una persona con el don de la palabras, ni tan siquiera ese que te escribirá poemas cada amanecer y te los recitara en el desayuno. Solo te asegurare que una palabra tuya es recibida con la mayor de las alegrías en mi corazón, que una sonrisa es un sueño cumplido y que un poder estar a tu lado es la vida hecha sueño. Nunca supe lo que era querer a una persona hasta que noche tras noche mi almohada recogía lagrima tras lagrimas, como gotas de sangre salidas del corazón, el llanto desconsolado de un alma que sin ti estaba vacía. 
Si mi felicidad es enamorarme de ti, la he conseguido. Te adoro desde el primer momento en que te vi. Eres mi pensamiento desde que abro mis ojos hasta que los cierro.