Poema I: dulce condena

Ángeles que caen del cielo
sonrisas que nunca se borran
en este corazón ardiente
que hoy por ti llora.
Dejado de la mano de Dios
en esta cruel condena
que lo baja a los infierno
sumido en una cruel pena.
Corazón sin latido
es quien lo lleva
de un lado para otro
sufriendo este amor que no llega.
Te quise mas que a mi vida
fuiste mi mayor condena
que comienza en el cielo
y al infierno me lleva.
Ángel de mi corazón
siempre en el cielo vuela
que este amor que termine
no me ate a tu condena. 
 

Preso

Preso de este alma incondicional y libre, esclavo con las cadenas que me unen a tus labios, así condenado al cielo eterno me siento cada vez que rozo mi alma en tu pecho. Piropos se vierten en este fuego eterno que nos lleva a la locura, que nos lleva al amor eterno. Tantos son los días como las noches sin desvelo que hacen de este amor una locura en el tiempo. No soy poeta, ni dios que mueva esta tierra, pero si ese hombre que con su barca llena mi parcela. No hay versos que digan este amor tan bello, que arde en mi presencia, que es mi condena. El roce de tus labios mi mayor sorpresa, que enloquecen mi alma, que mi cabeza atormenta.

Carta de amor

Querida princesa;
Te escribo porque los días sin tu presencia son muy largos, porque las noches se han quedado sin estrellas a las que rogar tu regreso. Te escribo porque ni el tiempo ni la distancia pueden hacer que un recuerdo tan hermoso como es el tuyo pueda borrarse de mi cabeza. Te escribo porque no solo te echo de menos, sino que cada pensamiento, cada sueño esta bañado por una de tus imágenes. Porque tu presencia hace que mis sueños estén mas cerca, porque tu eres el motivo de mi sonrisa, de mis lagrimas, de mis sentimientos. Un día sin ti es demasiado largo, los minutos se hacen horas y las horas días.

Carta de amor

Querida princesa:

Te escribo estas lineas porque el valor no me deja decirlo a la cara. Desde hace ya un tiempo comencé a darme cuenta de que eras especial, de que algo había cambiado. Desde que te conocí cambiaste mi vida, desde aquel día robas mis sueños produciendo esos grandes desvelos frente a mi ventana, nublas mis pensamientos, porque si no estas no puedo dejar de pensar en ti. La verdad sigo preguntando que te hace especial, única, algo que solo tienes tu y nadie mas. Lo único que se es que cuando estas cerca me alegras el día, me haces sentir especial, me haces sonreír aunque sea sin motivo.
Enamorado, quizás es una palabra importante, simplemente me gusta estar contigo, hablar contigo, pasar tiempo contigo, pensar en ti, soñar contigo, vamos que estoy loco por ti, asi de sencillo. Si eso es estar enamorado, yo lo estoy hasta las orejas.