Palabras en mi vida

Tengo mas de un millón de letras en mi cabeza, un sueño que no se hace realidad, un nombre en mis labios que me da miedo a pronunciar y una locura que nace de un deseo que se confiesa cada atardecer cuando pienso en esa morena de ojos castaños. Nunca me atreveré a decir que te extraño, jamas me atreveré a decir lo que siento, porque para hacerlo he de perder el miedo a mirar a esos ojos y saber que nunca los volveré a ver. Perderte es mi miedo, mi sueño que se desvanece, mi locura hecha real que se extiende por el tiempo, que nace de un deseo y que muere en mi alma cobarde. Amarte es mi castigo, el castigo por enamorarme de un angel, el castigo por ver las estrellas en una mirada, por soñar despierto, por vivir una vida plena. 

Silencios de una noche loca

En el silencio mas eterno es donde el susurro del viento me recuerda tu nombre, en el silencio mas fuerte es donde mis versos se pierden en la oscuridad de la noche buscando los ojos que iluminaron una tarde tan hermosa como lo es tu mirada. El silencio son solo notas que acompañan a las palabras que un hombre enamorado no se atreve a decir, palabras que un solo te quiero pueden descubrir, palabras que solo mi alma cansada conoce y que son el eco de mi voz. El silencio son suspiros que se pierden en el tiempo, sueños que se desvanecen en el amanecer, latidos que se escapan en el yacimiento de este amor tan prohibido como real. El silencio solo es silencio cuando mis palabras tienen el miedo de enamorar a una princesa, cuando mis latidos son el responsable de mi locura, cuando en este día que me regalaron tus ojos me doy cuenta de que mi vida tiene sentido porque tu estas en ella. 

Un amor que se pierde en el tiempo

He pensado tantas veces en los te quiero que se me han escapado en cada suspiro, he pensado tantas veces en aquellas palabras que mi alma cansada de seguir la senda se ha callado por miedo a decirlas, he pensado tantas veces que los sueños no se hacen realidad que seguir el que marcan mi alma y corazón se me hace difícil. Cada segundo, cada te quiero que se pasa, se hace mas eterno en el pensamiento de un hombre enamorado, se hace mas locura en los te quiero que solo yo conozco, en los que este hombre ha evitado, en los que de mis versos se han caído, Digo todo y no digo nada con cada te quiero, con cada mirada en los ojos de quien en una tarde de otoño vio caer no solo las hojas sino el alma de un hombre enamorada ante los ojos mas hermosos que nunca podre olvidar. 

Sentimientos sinceros de un te quiero

Mis palabras sean mas cobardes que mis propios pensamientos, que mis sueños solo sean el eco de un amor que solo vive en el tintero, un amor que nació de la fantasía de un hombre en una tarde en que los ojos de la mujer mas hermosa hicieron mella en la locura de un te quiero. Pero ahí sigue, siendo tan solo una locura, siendo tan solo un sentimientos que se escapa entre las manos y que llena de palabras los papeles que se pierden con el viento que una vez llevaron sus piropos. Hoy los versos se manchan con las lagrimas que derraman cada te quiero, con las lagrimas de un hombre enamorado que se pierde en la noche y que solo dos ojos que brillan como las estrellas pueden guiarlo en su camino. Me he perdido tantas veces que ya no encuentro el camino, me he perdido tantas veces que solo el sueño conoce i destino y el único destino que conozco eres tu. 

Silencios en la noche

El mejor de mis silencios es quien ocupa el alma que obedezco, los versos que se derriten ante el camino que marco, son las palabras que en el llanto de un hombre enamorado son suspiro del aire que sale de los pulmones de quien en la tarde mas oscura pudo ver brillar tus ojos. Cuando caigo rendido ante tus pies es cuando me doy cuenta que eres el amor de mi vida, cuando mis palabras solo pueden romper el silencio de tu mirada es cuando me doy cuenta de que sin ti no puedo vivir, cuando en mi alma cansada veo la luz de tus ojos es cuando me doy cuenta de que tu lo eres todo para mi. Muchas palabras, muchos silencios que se rompen en el alma de la noche, muchos versos que se pierden en el silencio de la noche y que hacen eco a los te quiero de un hombre enamorado.

Un mundo de amor loco

He mirado cien lunas,he recorrido los mundos mas ocultos, me he despertado con las estrellas que alumbran el universo mas bello mientras mis letras empañan el folio mojado por mis lagrimas bañando de recuerdos lo que ha sido mi vida y lo que lo seguirá siendo. Muchas veces me he preguntado cual fue mi error, muchas veces tu nombre escrito en mis venas recorre mi mente y llena mi alma de bellos recuerdos, de aquellos sueños que se apagan en la noche mas oscura. Quizas nunca dije que te amaba, quizás solo sea un sueño el haberte conocido, quizás solo quizás este en este mundo porque tu eres la diosa que me puso en el. Son muchos quizás y muy pocas respuestas, muchos sueños, muchas palabras, todas las que se pierden bajo el embrujo de un te quiero que solo en mis sueños se dice y que en mis versos se esconde. 

La primavera de mis ojos

Mirando a los ojos de quien solo he tenido en mis sueños,de quien su nombre solo lo susurra el aire que entra en mis pulmones, de la única primavera que hace florecer los versos de un alcornoque que solo ha visto a la mujer mas bella del planeta. Me pierdo entre la ternura de los te quiero, entre la locura de un mundo perfecto que asoma en la mirada de la mujer a la que siempre he amado, a la mujer que siempre he querido, a la mujer que siempre ha estado en mis pensamientos y de la que soy esclavo. Te he amado desde cada segundo de mi vida, te he amado desde que abrí los ojos por primera vez y lo seguiré haciendo hasta que los cierre para siempre. Las palabras se hacen eco de los te quiero que solo están en mi cabeza, de los te quiero que se lleva el viento que susurra a las estrellas, el mismo que acaricia los petalos de las rosas que aparecieron en la primavera en la que te conoci.

Amarte

La amargura de un hombre que sueña con una primavera, el silencio que se hace eco con el viento que lleva sus palabras, los latidos de un corazón rebelde que solo piensa en las veces en que te ha soñado, en las veces en las que te he nombrado, en las veces en que te he querido. Sigo siendo la mirada de un hombre perdido, el te quiero de un poema que nunca tiene fin, el sentimiento de un caballero que se pierde entre la niebla y que solo aparece cuando ve a lo lejos las dos estrellas que lo guian.

Formas en las que me vuelvo loco

Nunca he sido el mejor amante, nunca podre decir que soy de ese tipo de hombre que viste prendas caras, usa perfumes de marca y se mira cien veces al espejo antes de salir de casa. Soy un tipo normal, que le ilusiona vivir un nuevo día, que lo enamora una sonrisa bonita, que mira a los ojos y ve mas que lo físico. A mi me da igual que seas bella, alta, con medidas, con curvas, como quieras que sea, yo me enamore no de tu físico, me enamore de como eras por dentro, me enamore de la sonrisa que aparecía en tu boca cada mañana, de la forma irónica con la que empezabas cada mañana, de la forma que me hacías soñar despierto y por la que sigo teniéndote en mi cabeza. Ahora quizás este loco,quizas sea el producto de un amor imposible de un quiero y no puedo, de un te amo que solo el cielo y las estrellas pueden entender. 


Mil veces te quiero

Comencé una carta hace unos meses pero en todo este tiempo he sido capaz de juntar la fuerza necesaria como para poder terminarla, aun sigo mirando en el espejo viendo la mirada que en sueños me atormenta, que en mis recuerdos hacen llevar las lagrimas a un alma perdida. Todas mis palabras son el suspiro de un hombre que una vez amo a una mujer, todas mis palabras son el silencio eterno de un te quiero que se escapa cuando pienso en la sonrisa mas hermosa que he visto en mi vida. Amarte ha sido lo mas bello y grande que me ha pasado, contigo he conocido la felicidad, la tristeza, la risa y las lagrimas, y en todo ello ha merecido la pena. No me arrepiento de haberte conocido, me arrepiento de no haber tenido el valor de mirar a esos ojos y decirle mil veces te quiero, de ver tu cara redonda como la luna y no deleitara con los mismos versos que escucharon las estrellas. De eso me arrepiento de mis silencios y no de aquellos momentos que me diste y que hoy son solo mis recuerdos.