Tiempo

Tiempo, para uno décimas de segundo para otros meses, para mi eterno. Eterno esperando algo que no llega, un mensaje, unas palabras o una simple mirada que me diga que estas bien. Muchos son los días de espera, tantos como estrellas han en el cielo o motivos para quererte, sin embargo aquí sigo un día mas esperando que caiga la noche para darle otras mil razones por la que eres especial para mi y única para mi vida. Aquí sigo buscando razones por las que no amarte y dándome cuenta que cuanto mas busco mas razones para quererte encuentro. Miro a mi alrededor, dándome cuenta que tu ausencia es la razón de mi tristeza, que te echo tanto de menos que mis latidos se apagan con cada minuto que no estas a mi lado, que la sangre escribe tu nombre en mis venas y que cada pedacito de mi te recuerda.





Suspiros al viento

Con labios sedientos de tus besos, con suspiros y llantos en este mar de soledad y tristeza, lleno de recuerdos y sueños rotos me hallo. Buscándote en cada pregunta a un firmamento oscuro y sin estrellas, sin esperanzas ni fe. Cayendo en cada lagrima que mis ojos producen, recordando cada imagen que en ellos se ha grabado. Susurrando aquellas palabras que jamas te dije, que mi corazón grita, pero que mis labios callaron, que mi alma graba a fuego en mi cabeza. Sin sueños, con el alma rota a pedazos, sin latidos en este corazón vació, así me encuentro, buscando respuestas donde solo encuentro preguntas, sin la única luz que hace mi vida mas fuerte, mas sencilla y mas viva. Vendiendo caro mis lagrimas, mis suspiros, preguntándome porque no estas en mi madrugada, porque mis sueños se fueron, porque el insomnio se apodera de mi.



Y aquí mi valentía se cayo ante tus pies, mis palabras arden en ese fuego llamado silencio, mis lagrimas recorren esas mejillas donde antes se sonrojaba con cada mirada tuya. Suspiro al viento esperando palabras que te llevaste, buscando sentido a esta soledad y tristeza que se apodero de mi en el momento en el que te fuiste. Echándote de menos desde el segundo en que cruzaste aquella esquina….