Carta al amor de mi vida

Quizas mis palabras son mas como amigo que como aquel que esta enamorado, pero no puedo hacerlo de otra manera. Quizas aun tenga miedo de que me equivoque, de que diga lo que siento sin saber que me puede ocurrir, pero el tiempo me ha enseñado que el paso del tiempo solo puede hacer que pierda lo que nunca he ganado. Siento decirte que cada instante que te he pensado es un te quiero que se ha grabado en mi alma, que cada noche al cerrar mis ojos eres el primer y el ultimo pensamiento que recorre mi mente en la noche, que tu nombre suena mil veces al día en mi cabeza y que tus ojos son las estrellas que brillan en mi alma. Quizas este enamorado, quizás este loco, o ambas cosas, pero lo que no puedo es callar todo esto que hay en mi interior y que quema mi alma desde hace ya tanto tiempo. En tus manos encomiendo mi alma, porque tu eres quien puede decirme lo que piensas lo que sientes o lo que crees que hago mal. 

Carta de amigo

Querida amiga; 

Son muchos los días que han pasado desde que nos vimos por ultima vez, muchas las noches que han llenado los recuerdos de aquel con quien compartías las lagrimas y las sonrisas. No se si aun te acuerdas de mi, si aun piensas en aquel chico moreno que conociste hace años y con quien compartiste buenos momentos. Yo si que me acuerdo de aquella morena de ojos castaños y cara redonda como una papa.Te he tenido en mis sueños, en mis pensamientos cada día, en mis locuras cuando cierro los ojos y me imagino una tarde cualquiera echando unas risas en cualquier banco. Los buenos momentos ahora son recuerdos, los recuerdos, locuras complicas y las palabras son buenos deseos que te dedico cada día para que esa sonrisa tan especial siga en tu boca. Espero con ansia tu vuelta, espero que sea corta la espera que me queda para ver de nuevo esa sonrisa, espero que todos estos sueños que hay en mi cabeza se hagan realidad con la persona que hizo que todo cambiara. 

Te espero, tu amigo.

Por el amor eterno

Bastara tan solo un beso para que este amor fuera eterno, para que esta vida que ahora cae en nuestros brazos se convierta en tan solo una realidad, para que esta locura que prende la llama de lo que unos llaman amor sea quien detenga el tiempo y lo reserve para siempre. Bastaría dos palabras para que en mi lecho de muerte tu nombre quemara mis labios, para que este sueño que comenzó de un delirio sea la realidad de un hombre enamorado. Bastaría un si de tus labios para que en mi mente no haya mas recuerdos que los te quiero que se escapen en los versos que una tarde hicieron enamorarme de unos ojos castaños y la mujer mas hermosa del planeta.