Palabras de amor

Palabras que arden en mi boca,
sentimientos que brotan en mi alma
y latidos que suenan en mi pecho
son hoy mi ardiente locura.
Tu sonrisa mi espejo,
tus labios el azúcar de mi vida,
tu pelo el negro de mis noches
y tus ojos la fuente de mi pecado.
Son palabras vacías
de un sentimiento amargo
que nació una tarde de otoño
y murió una noche de invierno.
No noto el calor de tus brazos,
ni el aroma de tu pelo,
me falta el latir de tu pecho
y las palabras de tu boca.
Ahogo el dolor de este amor
en la soledad de la noche,
el frió de este invierno
ronda mi alma y apaga mi corazón.
Escribo letras que jamas leerás,
versos que jamas se compondrán,
y esquivo mi vida
entre el dolor de un amor
que se ha ido.

Versos de amor

Los versos se apoderan de mi, tu recuerdo entra en mi mente y hacen que las letras fluyan por mi cuerpo, lleguen a mis manos e impregnen este papel con los mas lindos poemas. Convertirse al mas rudo marinero en este humilde caballero, al mas inculto personaje en este libre poeta que escribe sus versos para la mas linda princesa. Los recuerdos de ayer, son las letras del mañana, que entran en mi mente y elevan a la mas dulce dama, tu imagen símbolo de la sonrisa eterna impregna mis días, llenando cada mañana de estas ganas inacabadas de verte de nuevo. El deseo es mi castigo, deseo incansable de alcanzar ese camino que me lleva a ti, ese que adormece mis sentidos en el mas lindo sueño. Eres esa noche que comienza al atardecer, esa que con su manto de cabello negro cubre de oscuridad rota tan solo por esos dos luceros que Dios te dio como ojos y esa luna menguante que es tu sonrisa.
Vació mis letras en este blanco papel que se dedica a una reina, la mas linda, la mas bella, que conquista a este corazón. Lleno de pensamientos y recuerdos, de imágenes y silencios tan solo cautivo de unos ojos, una sonrisa y las palabras mas dulces de una mujer bendita.

Carta de amor

Querida princesa;

Te escribo estas palabras para decirte algo importante, algo que he callao muchos días, pero que ya no quiero callar mas. Hace unos meses que te conozco, y desde entonces me has parecido increíble. Eres una mujer muy guapa, valiente y sobre todo sincera, siempre dice lo que piensa sin importar lo que ocurra. Ademas tienes algo que te hace muy especial, algo que me hipnotiza que hace que este en silencio mirando tus ojos cuando hablas. No se que me ocurre, si me gustas, me apasionas o si estoy loco por ti, lo único que se es que eres increíble, que me encanta oírte hablar, que me gusta estar a tu lado.
Llevo muchos días pensando en como decirte, como explicarte esto, pero ya no aguantaba mas, porque cada tarde al pasar a tu lado me haces sentir especial, cuando me saludas me tiemblan hasta las piernas y cuando te despides algo hace que me ponga muy triste. De todas maneras solo quería que lo supieras, que me gusta estar cerca de ti y compartir aunque sea un pedacito de día contigo.
Se despide aquel al que no dejas dormir;
Besos.

carta de despedida

Querida princesa,
Hoy no te escribo para decirte que te quiero, ni que estoy loco por ti, hoy te escribo porque ha llegado el momento de decir adiós. Aunque este loco por ti, enamorado se que no funcionaria, yo soy un tío del montón, del montón de los de abajo y sin embargo tu eres alguien muy especial. Tú te mereces alguien muy especial, alguien que te haga sentir como una princesa, alguien que te haga reír, soñar y que te lleve rosas cada día, y yo no soy ese hombre.
Me siento enamorado, incluso se que no encontrare alguien que te llegue a los tobillos, y mucho menos que te iguale, pero hay que ser franco, yo no sabría hacerte feliz. Soy un loco que se enamoro y que pretende conquistar el mundo con una espada de madera, unas ideas descabelladas y un montón de palabras que solo suenan bien en mi cabeza.
Me despido, no con un hasta siempre, sino con un hasta pronto, espero que todo te vaya bien, que si necesitas algo que yo pueda tener estaré encantado, pero que luego volveré a ese rincón del que nunca debí de haber salido.

Noche eterna

Podría llenarte cientos de hojas de palabras e incluso así, no diría ni la cuarta parte de lo que pienso. Que estoy enamorado, no lo se, lo único que se que en esta puta vida solo me importa una cosa y eres tú. Que los días son largos, que termino hasta el gorro de luchar y luchar sin apenas conseguir nada, que apenas puedo levantarme de la cama por dolores y enfermedades, me da igual porque mi vida no es vida si en ella no estas tú. Para que luchar si no puedo estar contigo, para que despertar si aunque mis ojos estén abiertos como platos yo seguiré viendo oscuridad porque no estas tú. Ya no hay horas, días, meses en mi vida, esta se divide en momentos que he compartido contigo y momentos que pasan entre estos, el tiempo lo puede marcar mi reloj, mi calendario, pero vivo  en una noche eterna hasta que tu amaneces mis días.

Camino

Ya no hay camino por el que seguir, vereda por la que andar, ni piedra con la que caer. Las flores se marchitaron, las lágrimas se secaron y la tinta de los poemas se cae buscando un lugar mejor. El eco de mis palabras deja un silencio calmado por los suspiros de un llanto desconsolado, que busca una explicación lógica a algo que jamas lo tuvo. Los sueños siguen en mi mente, dando los mas largos desvelos como lobo en luna llena. Me refugio en los recuerdos que aun navegan en mi mente, que intento borrar pero que aun siguen. Cayo mis palabras para no decirle que te marchaste, que no volverás y que esta soledad sera la única que me acompaña.

Caminando

Mis pies caminan sin rumbo, mi corazón golpea en mi pecho como caballo desbocado mientras mi mirada se pierde en el cielo. Busco una señal, algo que me de la fuerza necesaria por la que mirarte a los ojos y decirte lo que durante tanto tiempo he estado sintiendo. Cada esquina, cada calle es una esperanza de que estés tu ahí, de que vuelva a ver esos preciosos ojos castaños que enloquecen mi alma, esos a los que temo porque para mi son el cielo. Te veo y eres pasado, presente y futuro en mi vida, porque no hay día ni noche en la que no estés en mi mente, en mía sueños y desvelos. Te quiero dos palabras que llevan tú nombre seguidos de este sentimiento que invade mi ser llenando de paz y felicidad toda mi vida.

San Valentin

Un día como otro cualquiera, un catorce de febrero mas en el que soñar con esta preciosa mujer y en el que cumplir ese sueño que me sigue cada noche. Un día mas en el que mirarte a los ojos y decirte que mil años que pasen yo seguiré sintiendo lo mismo día tras día, sin que pase un segundo por el que no estés en mi mente. Porque en este día no habrá suficientes rosas, suficientes bombones ni suficientes letras en los poemas para que este hombre que se pone frente a ti diga lo que siente, lo que piensa y sueña. Lo siento me enamore desde el primer momento en el que te vi, en el instante en el que conoció tu nombre sabría que era una palabra que jamas olvidaría, que seguiría en mi mente en mis noches, en mis días, persiguiéndome como yo lo hago con mis sueños.
Hoy para mi es un día como otro cualquiera, uno en el que mirarte a los ojos y decirte que no hay nadie tan especial como tu, uno en el que coger tu mano y no soltarla nunca jamas. Hoy es ese día en el que mis miedos se han ido, en el que mis palabras salen de mi boca, en el que decirte que eres ese ángel que la vida me ha dado para ser feliz. Hoy es ese día en el que mi boca solo sabe decir, te quiero.

Hoy,

Hoy es un día como los demás, uno de esos en el que me baño en los recuerdos de un pasado que quizás nunca ocurrió, de una mujer que tan espectacular que quizás no conocí y de unos momentos que jamas viví. Hoy es como ayer, vuelves a mi mente y faltas en mi corazón, amarras mi locura y te llevas la poca cordura que hubo en mi. Te llevas los sueños, las ilusiones de este pobre hombre que tan sólo se conforma con tenerte ante sus ojos. Hoy me siento afortunado, de haber conocido a alguien como tu y a la vez desgraciado por haberte tenido tan lejos. Mi sueño sigues siendo tu, mi locura la provocas tu y mi mayor desvelo es por ti. Así un día tras otro sumo las horas y resto los momentos en los que no estas, en los que mi tinta son estas lágrimas de soledad que dejaste el día en que te marchaste. Camino sin rumbo por la sendas de la tristeza y soledad buscando en cada rincón la única esperanza que alegre mi corazón, tu.
 

Un amor bien vivido….

Perdido en la locura de un amor que me envenena mis noches y embriaga con su dulzura mis sueños sigo vivo por sentir latir mi corazón en cada pensamiento que lleva tu nombre. Busco el sentido de mi vida que esta entre tus brazos, en el poder decir a esos dos ojos marrones que no se vivir sin poder pensar en ti, que mi locura aumenta con la distancia. Quiero vivir en tu sonrisa y morir en tus brazos, ser feliz a tu lado y poder secar tus lagrimas con sonrisas. Hiciste de un día normal el mas especial de mi vida y eres como mi sol, no hay amanecer si tu no estas, no hay estrellas si no me alumbran tus ojos Rompen los silencios palabras que gritan mis pensamientos. No encuentro tinta suficiente para decirte una y mil veces que te quiero…