Palabras de un alma rota

El mirarte a los ojos nadie sabe el valor que tiene para mi, tan solo aquellos que han visto mis lagrimas saben lo que puedo llegar a amarte. Cada piropo que sale de mi boca es un dulce te quiero que se queda en el aire que respiro, ese que llena mis pulmones y que lee cada letra de mi ADN en el que se expresa cuanto te quiero. Mi alma no es mas que un flojo papel lleno de recuerdos, de aquellos momentos en los que mi hiciste reír, llorar, vivir y por los que conseguía despertar cada mañana. Hoy se vuelve contra mi preguntadme porque me enamore de ti, porque deje en el mañana un te quiero que solo llega a mi vida. 

Sentimientos de un amor secreto

Me pediste una vez que que resumiera en una palabra lo que eres para mi, tras pensar detenidamente sobre esto no he podido resumir todo lo que significa en menos de estas palabras. Desde que te conocí siempre he tenido claro que eras una persona muy especial, alguien que con su sonrisa podía hacer brillar mis días, alguien que alimentaba mis sueños, alguien quien daba paz a mi alma. En unos días cambiaste mi forma de ver el mundo, mi forma de sentir a esa persona que completaba mi vida. Cada palabra, cada gesto que salia de ti era un pensamiento eterno, una locura que nacia en mi alma y que jugaba a ser el futuro. En mis palabras siempre había algo que se repetía, tu nombre y un sueño que hacer realidad y es permanecer a tu lado para siempre.


Sentimientos a fuego

Esto lo escribí hace ya unos cuantos meses pero no me había atrevido a mandártelo, quizás por el miedo a que dirías, o por miedo a perder a alguien que no esta. He escrito un millón de veces tu nombre en mis papeles, esos que se mojan con mis lagrimas cuando pienso en ti, esos que solo conocen las cosas mas hermosas de la mujer que una vez ame. Se que algún día me daré cuenta de que no era el tiempo o el lugar, pero seguirás siendo esa persona que me hizo tan feliz en tan poco tiempo. Contigo comprendí que en la vida hay mil razones por las que sonreír, mil razones por las que ser feliz, mil razones por las que solo se debe mirar hacia atrás y esbozar una sonrisa. Se que esto son solo palabras de un loco, un tipo que no supo decir a tiempo lo que sentía y que lo escondía tras una mascara que no tapaba nada. Pero quiero que sepas una cosa, que ni el tiempo ni el espacio podrán borrarme tu nombre de mi corazón.

Fuego en mi alma

Es mas dificil escribir un te quiero que mirar a esos ojos y decirlo, porque en mi alma cada tarde se esconden todas aquellas palabras que no he podido decirte, todas aquellas que tienen sentido en mi vida y que por miedo no me he atrevido. Amarte ha sido lo mas hermoso que me ha pasado en mi vida, los mejores momentos que jamas he podido olvidar, y que por mas que lo intente seguiran siempre en mi vida. Quizas llene todo este folio de palabras y ninguna de ellas sea de las que esta en mi mente, pero lo mas importante que tengo que decirte es que te echo mucho de menos. Cada momento del dia me siento solo en este acantilado de recuerdos, de te quiero que se quedaron en mi alma, de amores que solo mis versos recuerdan. Cada palabra de mi mente me trae un pensamiento hermoso, una imagen de la que no me puedo olvidar, un te quiero que sigue grabado en el alma de quien mediante esta carta, te dice, te quiero.

Versos de amor

Desde el silencio de mi alma
suena este poema
para esa mujer a la que amo
y que aparece en mis sueños

Los suspiros dicen un te quiero
el silencio un te amo
pero cada latido de mi alma
escribe tu nombre en mis venas

No se como decirte
que en esta vida eres lo que mas quiero
porque sin ti no tiene sentido
ver el alba que llega en la madrugada.

Callame con un beso
si usted lo que oportuno
porque este que hoy te habla
no puede callar lo que siento.

Un amor que ni el tiempo borrara

Quizas mis palabras sean las que se equivocan, las que te nombran en la soledad de la noche, las mismas que hacen que diga lo mucho que te quiero, que diga las veces que te he soñado. Quizas sea yo el que me equivoque, el que crea que un ángel como tu se puede enamorar de un taranvaina como yo, ese mismo al que le falta valor para mirar a tus ojos, el mismo que recita sus versos a la luna con la única esperanza que el viento te los susurre al oido. Quizas me equivoque al pensar de que eres la única mujer en este planeta, la única con la que compartiría mi vida, la única a la que al mirar en sus ojos puedo ver mas que un te quiero, mas que la mirada perdida, mas que lo que muestran sus palabras. Son muchos los quizás y muy pocos los que aseguran cada te quiero, pero aun asi puedo asegurarte que en esta vida lo unico que me importa eres tu. 

Cada te quiero es un suspiro

Quizas en mi alma haya palabra que solo mi mente haya escuchado, quizás solo mi pensamiento sepa lo que realmente hay en mi corazón, quizás solo esto sea un sueño en el que creo desde que vi tu mirada por primera vez. Amarte ha sido la mejor de mis locuras, lo mejor que me ha podido pasar desde que te conociera aquella tarde. Desde entonces siempre he tenido una razón en mi cabeza,un sueño en mis noches y un te quiero en mis labios. Me doy cuenta de todo aquello que he ganado con tenerte en mi vida, me doy cuanta de que cada segundo de mi vida merece la pena porque en el hay alguien que me hace sonreír, me doy cuenta de que mi vida es perfecta porque hay un ángel que alumbra mi camino. Se que solo son palabras, pero si de verdad no me crees mira en mis ojos y ve que el unico reflejo que puedes encontrar es el de tu mirada. 

Una rosa en el mes de diciembre

Puedo encontrar mil es de palabras que hablen de lo mucho que te quiero, cientos de sueños en los que tu eres la protagonista, pero tan solo encuentro un sentimiento que me haga decir todo lo que digo y todo lo que sueño y es porque te quiero. Se que hablar de amor es hablar con palabras muy grandes, que solo se ama una vez en la vida, que muchas veces las palabras no dicen lo que se siente y que el miedo esconde lo que de verdad importa. Cada palabra que se escribe en mi alma es un pensamiento que mi vida merece, cada te quiero es un decir lo que pienso, cada día es una palabra que se escribe en este diario y te hacen recuerdo de lo que te he amado y seguiré amando. 

Bodas de amor

Horas que marcan el reloj de la desesperación, estrellas que susurran a la luna que la belleza de esa mujer no se puede comparar, margaritas que deshojo con la única esperanza de encontrar respuesta a una pregunta que en mi mente habita. Espero sentado en el recuerdo del ayer,en el banco de mi memoria, en la tarde en la que vi los ojos castaños mas hermosos, la sonrisa que decía mas palabras y el nombre mas bonita que se puede pronunciar. Desde entonces solo un sueño cohabita en mi, hacer feliz a quien mas he querido, a la única mujer que ha hecho que esta vida merezca la pena. Los minutos pasan y yo espero, el silencio se rompe por el griterio, por un viva la novia, por un ahí esta ya. Nervioso como si fuera a nacer en ese momento, cegado por la belleza que ven mis ojos miro y doy gracias por haberme dado tanto sin yo haberlo pedido. Caminas con las mejores de las sonrisas, con un silencio que solo tu mirada puede romper. Callado escuchando cada pasa que nos acerca a una vida para siempre y jurarle a este cristo que nos contempla la vida eterna queda en tus manos. 

En un segundo de mi vida

Me doy cuenta del tiempo perdido, de las horas, los días, los meses que se pierden por el miedo, por el miedo a equivocarse, por el miedo a perder algo que no tienes, por el miedo a decir una palabra que tiene mas sinceridad que la mirada de un enamorado. Pero el silencio en mi alma es muy fuerte, tanto que solo la noche y las estrellas pueden hacerse una idea de lo que eres en mi vida, solo el rió que lleva mis lagrimas conoce lo que vale tu sonrisa, solo mis versos tienen las palabras que declaran mi amor incondicional a la princesa que hay en mis sueños. Desde que te conocí no ha habido segundo del día que no te tenga en mis pensamientos, noche que no ocupes mis sueños, segundos en los que no te piense y te eche de menos porque estés lejos. Quizas esto no sea amor, quizás solo sea una locura de un hombre que un día pensó en que su vida era la mirada de la princesa que había conocido un día de octubre de unos años atrás y de la que de ese momento aprendió que una sonrisa lo vale todo.