Sentimientos perdidos en el aire

Cansado en el rincón donde se muestran los te quiero de un eterno amanecer, cansado de pensar que a cientos de kilómetros se encuentra la mujer que tanto amo, que cada estrella tenga una razón por la que amarla pero que aun ella siga sin pensar en mi. Cansado de querer a quien no me quiere, de desperdiciar los días mirando al cielo sin encontrar mas explicaciones que los te quiero vanos que se ahogan en el fondo de mi corazón. Cansado de silbar al viento aquellas canciones que tu antes cantabas, de suspirar por un beso y soñar que la distancia tan solo son metros que se convierten en milímetros. Cansado de recitar versos a una luna que no me entiende, de decirle a las estrellas que la única luz que hay en mi vida esta en tus ojos, que mi desvelo es tan solo porque tu no estas. Cansado de soñar despierto, de abrir mis ojos y no ver a quien mas quiero, de dormir en la noche pensando en que a la mañana siguiente encontrare a la persona con la que sueño y amo y que en cada momento es la razón por la que quiero vivir. 

Un te quiero

La vida es eso que pasa entre cada instante en que te echo de menos y te tengo a mi lado, en cada recuerdo aparece una sonrisa de la mujer que tanto he amado, que tanto y de la que no puedo olvidar ni una sola de sus palabras. Cada te quiero, cada letra que le he dicho es un sentimiento que se encuentra aquí en mi alma y que desde lo mas hondo que hay solo deseo ver su sonrisa hasta el fin de mis días. Amarte es la razón por la que despierto cada día y miro al cielo dando las gracias, cada segundo de mi vida es un te quiero que se pierde en el suspiro de unos versos que desean que este amor nunca acabe, que este amor nunca llegue al final, que este amor se pierda en los recuerdo de un hombre que siempre te ha querido. Cada gesto que haga hacia ti espero una sonrisa, porque tu sonrisa es la alegría de mi alma, porque sin ella no se lo que es lo mas bello de este planeta. 

Sentado en el ama de un pobre poeta

En esta vida siempre he tenido dos cosas muy claras, lo que me hace falta para ser feliz y cuando he sido feliz, pero las dos cosas no dependen de mi, sino de unos ojos castaños que desde que aparecieron una tarde de otoño no los he podido olvidar. su pelo azabache y una sonrisa picara llenan de recuerdos la memoria de este pobre mendigo que mirando a una luna de mentira ve la cara redonda de aquella chavala que en sus pensamientos tiene presente. El cielo es testigo de cada palabra que he pensado, he gritado o mi vida ha soñado. Los versos que prenden en este alma herida de amor y locura son los testigos de un amor que llena mi vida, mi mente y una sonrisa que alegra mi alma. Mis te quiero son los que llenan de bellos recuerdos las letras que hoy te escribo y que desde lo mas hondo de mi vida pueden decirte que sin ti, no existe mi vida.