En la inmensidad

En la inmensidad de este arco iris de felicidad me halló, aquí donde una mirada dice mas que mil palabras, donde el sol mas brillante se encuentra en tus ojos. Te quiero las únicas dos palabras que encuentra mi corazón cuando recuerdo tu imagen, te amo el único sentimiento que hace arder mi corazón. Versos llenos de amor y alegría que corren por mis venas cada vez que pienso en ti. Locura que arde en esta vida en la que me sumerjo en cada deseo. Princesa de este castillo en el que el caballero quiere besar. Así un día mas llena de su corazón de gozo y locura porque este amor es eso gozó y locura.


Te amo princesa

Te amo princesa, desde el día en que te conocí, desde el momento en que tu nombre se grabo en mi mente. Eres el sueño del que nunca quiero despertar, la razón por la que soñar, por la que sonreír en las mañanas y despertar con ganas de comerse el mundo. Te quiero, nunca es suficiente para decirte, porque siempre pienso en ti, tu nombre es la palabra mas pronunciada por mis labios, esas cuatro letras grabadas a fuego en mi alma. Suspiro por oír tus palabras, por escucharte decir mi nombre en esos labios, por que se duerman mis sentidos con ese aroma de tu cuerpo. Te amare, hoy y siempre, porque eres la razón mas poderosa de mi existencia, la locura inexplicable de ser yo mismo, por la que escribo con amor, por la que este bruto alcornoque puede ser un poco mas caballero y menos bruto, porque convertiste a esta zarza en un rosa, con espinas quizás, pero que hay algo bello.