Carta de amor V

Buenas tardes mi princesa

Tus palabras llegan a lo mas hondo de este corazón y escriben en mi alma tu nombre a fuego. La distancia jamas puede separar a dos corazones que se aman, a dos almas gemelas que deben estar juntas, quizás existan kilómetros entre nosotros, pero tus palabras me hacen tenerte cada vez mas cerca. Te has convertido en mi aliento, en ese pensamiento que llena mi mente antes de dormir y en ese sueño del que nunca quiero despertar, eres esa parte de mi vida que no había encontrado. No hay palabras que puedan describirte, quizás ideal, sueño, inspiración, musa, y a la que mas temo, mi amor. En eso te has convertido, en mi amor.

Me despido, mi dulce hada, te encontrare en mis sueños y espero mañana ver de nuevo tus letras llenando mi corazón

Quizas no te merezca

En estas palabras no encuentres a ese hombre que has conocido, a ese que alguna vez has tenido en tus sueños, a ese al que te gustaría presentarle a tus amigas, pero si que encontraras a ese hombre que cuando miraba a tus ojos sabia que eras especial, a ese que le gusta compartir cada segundo de vida contigo. Pero da igual, soy como soy, simple, bruto, del montón de montones, pero sabes una cosa, aun asi creo que tengo cosas buenas, siempre soy fiel, sincero y cuando digo a una mujer que la quiero es porque estoy enamorado. Pero eso no se valora en esta vida,quizas prefieras perseguir a un cachas de esos que llenan la boca, de los que se presumen con las amigas, de esos que la ropa le queda pequeña cuando la llevan para marcar. Bastantes peros en las palabras, pero yo ya he hecho lo que podia, caminar por senderos que solo tu querías, seguir tus pasos y aun asi cuando me echabas de tu lado volvía cuando me llamabas. Pero nunca fue suficiente, quizas el tiempo diga quien de los dos perdió mas, si yo por perder la vida o tu por perseguir la sonrisa.