Sentimientos a flor de piel

Querida princesa,

Apenas han faltado unos días para que te eche de menos y ya pienso en los segundos que falta para volverte a ver. Los días son tan largos que solo espero a la noche para poder tenerte en mis sueños y ver de nuevo tu sonrisa en mi cabeza. Cada segundo del día veo como eres tan importante en mi vida, porque no hay segundo del día en que no consiga dejar de pensarte. Te he amado,te he querido y te he pensado todos estos días y siempre que lo he hecho me ha salido una sonrisa que nada ha podido quitar. Tu le has dado a mi vida cientos de razones por las que sonreír, un sentimiento al que agarrarse para poder ser feliz y una vida nueva a alguien que no sabia que se podía sonreír sin motivo. Tengo mucho que agradecerte, mucho en lo que pensarte y mucho en lo que decirte, pero las palabras se atoran en mis labios. Tu nombre me persigue como lo hace tu mirada en mis sueños. Espero que el tiempo ya pase tan deprisa para así poder estar de nuevo con quien tanto me ha dado y a la que tanto he querido. 

Al lado de mi alma gemela

Ni he llorado tu ausencia, ni he soñado tu presencia, porque tu eres mi pensamiento mas eterno, que se ha grabado en el alma del poeta y que desde que te conocí no ha habido segundo de mi vida en que haya dejado de quererte. Si silencias tus palabras yo acabare con mi alma por los suelos pidiendo al cielo que en esta tarde que ahora comienza que me devuelva las dos estrellas que han guiado mi alma desde hace tanto tiempo. Te he amado, querido, odiado, soñado pero se que en este mundo lo único importante que hay es verte sonreír. Te quiero, no por ser como eres, sin por hacer como soy cuando tu estas a mi lado. Merece la pena seguir los pasos de la persona que tantas veces he nombrado en mis sueños, porque tras ellos encontrare la mirada que tanto anhelo, los besos que tantas veces he deseado y el sentimiento que tantas veces he querido.