Te echo de menos

Querida princesa.

Apenas han pasado unos cuantos días desde que nos vimos por ultima vez, pero ya te echar mucho de menos. Echo de menos esas largas conversaciones, esas miradas entre los dos que sin decir palabra alguna, ya nos decimos cosas, echo de menos compartir risas contigo, pequeños momentos que se hacen importantes para mi. La verdad que lo que mas echo de menos es esa sonrisa que solo tu sabes sacarme.

Aquí el tiempo pasa muy despacio, tanto que incluso creo que se ha detenido, tan solo se que es de día porque veo el sol y de noche porque es cuando duermo. Aunque sinceramente prefiero la noche, aunque estés lejos, mientras duermo te tengo cerca, en mis sueños. Se que no es real, pero al menos me consuela.

Perdón por no haber preguntado como estas y haberte colocado cientos de palabras, pero seguro que estas bien, o al menos eso espero. Espero que estés pronto de vuelta, aquí se te echa mucho en falta y la verdad yo me cuesta estar sin ti.

Se despide, esa persona que te llena en el alma.