Para alguien muy especial

Estas palabras van dirigida para una persona muy especial, para alguien que me alegra cada día, que me hace soñar cada noche, que me enseña que la vida es mejor siempre con una sonrisa en los labios. Dedicada para alguien que con una mirada me hace sonreír, que con una palabra me hace vibrar, que con un instante junto a ella me hace feliz.
Princesa cada segundo que mis ojos se han llenado de tu rostro han sido suficientes para que enloquezca en cada momento, que cada pensamiento que hay en mis noches llevan tu recuerdo. La sonrisa siempre llevan tu sello, me has dado la felicidad con muy poquito, con solo tener la oportunidad de conocerte. Cada día es un sueño, porque con solo pensar en ti me hace sentir cosas que jamas sentí. Las noches se han convertido en una dulzura, ya que desde que entrastes en mi mente, mi corazón lleva tu imagen a mis sueños.
No supe como en tan poquillo tiempo llenas tanto mi vida, como en tan solo un día vuelves todo, das vuelta a mi vida y pintas de color de rosa todo. Me has hecho reír con tu forma de ser, me has hecho llorar alguna noche por no tenerte entre mis brazos, pero me has hecho revivir como un niño pequeño. Me haces vivir con una ilusión, soñar con cada despertar, vivir cada día y como no ver tu imagen al despertar.
Para despedirme de estas pequeñas palabritas solo decirte que sigas con esa magia que me hace vivir, sigue sonriendo porque es el motor de mis días

Para alguien muy especial

Estas palabras van dirigida para una persona muy especial, para alguien que me alegra cada día, que me hace soñar cada noche, que me enseña que la vida es mejor siempre con una sonrisa en los labios. Dedicada para alguien que con una mirada me hace sonreír, que con una palabra me hace vibrar, que con un instante junto a ella me hace feliz.
Princesa cada segundo que mis ojos se han llenado de tu rostro han sido suficientes para que enloquezca en cada momento, que cada pensamiento que hay en mis noches llevan tu recuerdo. La sonrisa siempre llevan tu sello, me has dado la felicidad con muy poquito, con solo tener la oportunidad de conocerte. Cada día es un sueño, porque con solo pensar en ti me hace sentir cosas que jamas sentí. Las noches se han convertido en una dulzura, ya que desde que entrastes en mi mente, mi corazón lleva tu imagen a mis sueños.
No supe como en tan poquillo tiempo llenas tanto mi vida, como en tan solo un día vuelves todo, das vuelta a mi vida y pintas de color de rosa todo. Me has hecho reír con tu forma de ser, me has hecho llorar alguna noche por no tenerte entre mis brazos, pero me has hecho revivir como un niño pequeño. Me haces vivir con una ilusión, soñar con cada despertar, vivir cada día y como no ver tu imagen al despertar.
Para despedirme de estas pequeñas palabritas solo decirte que sigas con esa magia que me hace vivir, sigue sonriendo porque es el motor de mis días