Te amo mi princesa

Esto es una carta que escribi para aquella niña a la que conoci y desde aquel momento jamas he podido quitarme de la cabeza.
Hola princesa, escribo esta carta no para decirte lo especial que eres, cosa que con solo mirarte al espejo puedes saberlo, aunque tu te empeñes en decir que no, te escribo esta carta para decirte como me haces sentir en cada momento desde que aquella tarde tu mirada se clavo en mi corazón.
¿Niña, como puede ser que con tan solo una mirada me sea suficiente para no poder dejar de pensar en ti, que con tan solo escuchar tu nombre la imagen de tu sonrisa venga a mi mente y que con tan solo cerrar los ojos la unica imagen que tenga sea la tuya? No se porque me ocurre, lo unico que se que ha merecido estar enamorado todo este tiempo de ti. Podria encontrar mil y una razones para decirte porque me enamore de ti, razones por las que jamas podre olvidarte.
Cada dia me haces tan feliz, me haces sentir el corazon con tan solo pensar en ti, con tan solo ver tu sonrisa. Porque para poder dejar de soñar deberia de dejar de pensar en ti. Cada cancion que escucho me recuerda siempre a ti, cualquier momento en los que tu has estado. Tu le das sentido a esas letras vanas, que sin pensar en ti solo se quedarian en una simple melodia. Tu las conviertes en algo magico, en algo con sentido.
Una tarde me hiciste sentir especial y dese aquel momento jamas he podido cambiar. Me dijiste que no eres especial y no lo eres, porque en este idioma no encuentro palabras para decirte lo que eres. Para saber lo que significas para mi, solo mira mis ojos, en ellos solo veras un lindo reflejo, aquel que siempre ha estado. No se como, pero en mi mente podria recorda cada segundo que estoy contigo, describirte en cada momento.  Recuerdo incluso como llevabas el pelo la tarde que te vi por primera vez, incluso como estaba de alborotado…
Podria estar dias escribiendo sobre lo que eres para mi, me quedaria sin espacio para decirte cosas que ya sabes, por eso quiero terminar diciendote te quiero mi princesa

Verdadera historia.

Estamos a 16 de abril de 2010. Hace ya cinco meses y algunos días que conocí a la mujer de mis sueños. Estaba esperando en una sala para poder entrar y yo que llegaba con uno de mis amigos. Comenzamos ha hablar mi amigo y yo, y ella se introdujo en la conversión aportándonos su opinión. No se si fue en ese momento o poco después cuando me enamore locamente de ella, o ha sido después, lo que se es que ahora me gustaría salir con ella.
En pocos meses ha llegado a significar tanto para mi, que ni siquiera puedo mirarla a los ojos. Ella me mira a los ojos cuando me habla, pero yo soy incapaz. No es como las demás chicas que conozco, ella tiene una forma de ser especial, es muy dulce, creo que algo caprichosa, le va la marcha, como a mi, es muy, pero que muy, guapa y sobre todos es dulce.
A medida que a pasado el tiempo me he colgado de ella, y cada vez es mas difícil saludarla y no poderle decir que estoy locamente enamorado. He llegado a tener alguna oportunidad que otra, incluso he llegado a estar a solas con ella, pero no se porque he tenido esta cobardía con ella.
Niña se que eres muy especial para mi, ya te he pedido que salgas conmigo y no se porque no me has contestado. No te puedo reprochar nada, ni siquiera exigirte una respuesta, ya que no te lo he dicho a la cara, pero me encantaría saber, si tuviese una oportunidad o no. En caso afirmativo daría botes de alegría, ya que eres la persona que alegra mi vida, en caso negativo solo me queda olvidarte, aunque se que sera muy duro, con el tiempo, mucho tiempo posiblemente pudiera olvidarme.
Solo decir, que en caso de que me dieras una respuesta negativa, no quiero perderte como amiga, con lo que si en algún momento te he ofendido, te pido una y un millón de veces perdón. Solo me conformo con que seas muy feliz, y si crees que alguien puede hacerte mas feliz que yo, yo también me alegro.
De la persona que mas te quiere, para la niña de mis ojos