Nadie me lo puede quitar

Aunque ahora llore a lagrima tendida por estar lejos, no cambiaría muchas de las cosas por nada del mundo, no cambiaría llegar a ese lugar en el que coincidimos cada día y ver tu sonrisa, escuchar un buenos días que se repetía cada día y que servia para que siguiera adelante. No cambiaría las noches de insomnio pensando en ti por un dulce sueño, las dulces palabras que alguna vez me dedicaste cuando estaba caído, los suspiros que he dado cuando apenas me atrevía a decir hola. No lo cambiaba por nada, porque al menos se que he querido a alguien especial, que he ganado en esa lucha en la que una mirada dice mas que mil palabras, que aunque el tiempo y la distancia me mantenga alejado se que dentro de mi no podre callar lo que siento. Quizas las lagrimas hoy sean duras, el montón de recuerdos un archivo que me mantenga vivo, pero he ganado algo que nadie me puede quitar y es haber tenido la suerte de enamorarme de la persona mas especial de este mundo.