Carta de amor IV

Buenas tardes mi princesa 

Leerte hace que mi corazón se alegre, que de golpes de alegría. Abrir de nuevo mi correo y encontrar tus letras es como ver amanecer, como ver salir el sol tras una larga noche oscura. Tus palabras llegan directamente a mi alma y hace que todo lo negativo del día saque una sonrisa en mi cara. En tus fotos veo mas que una cara hermosa, unos ojos que son el espejo del alma y una mujer con la que no podría soñar. Creo que eres el angel que ha caido del cielo para rescatarme del infierno. 

Se que mis cartas son breves, pero sinceramente no se que decir en ellas, solo espero que cuando tenga la oportunidad de mirar a tus ojos pueda romper el silencio y decir todo aquello que tengo encerrado en mi mente y en mi corazon.