Un dia mas o un dia menos

Cuantas veces me he preguntado porque, cuantas son las veces que mis lagrimas empañan mis ojos, esos en los que se reflejaba tu rostro esos que tanto te echan de menos y que no consiguen cerrarse. Cuanto tiempo debe pasar para que salgas de mi cabeza como lo hiciste de mi vida, cuantas veces he de agachar la mirada y decir que no he tenido la culpa,cuantas veces he de mirar al cielo y pedir clemencia por algo que no hice. No te dije que te amaba, no te dije que sin ti mi vida no tiene sentido, no te dije que aunque pasen un millón de días yo seguiré estando en aquel en el que te conoci, no te dije que en mi mañana el sol que lo alienta esta en tu mirada. No te dije tantas cosas y ahora me arrepiento. 

El silencio de mis adentros

La desgana y la nostalgia son las únicas compañeras de esta viaje, las únicas que me acompañan en las noches mas amargas, en aquellas que incluso la luna se esconde para que no pueda verla. Las palabras se quedan impregnadas de recuerdos, de sentimientos que prenden la llama, de declaraciones de amor que no han salido de mis labios y que claman su protagonismo. Cada instante, cada segundo que pasa es un recuerdo que se cuela en mi memoria, cada latido es un no decaigas de un corazón loco que aun no pierde la esperanza. Pero el tiempo pasa, cada día estoy mas lejos, y no veo que el tiempo se detenga a esperar a quien no fue capaz de decir que hoy te amaba. Me sigo preguntando cual es mi problema, cual es esta locura que prende mi llama, cual es el responsable de este sentimiento que ahoga mis lagrimas y que empeña mi vida.

Un amor puro

Quizas el tiempo sea mi mas fiel enemigo, quizás el tiempo sea quien enfrié mi mente en este sentimiento, quizás el tiempo sea el que no se detiene para dejar paso a esta locura en la que nos vemos inmersos. Decirte con palabras lo que siento es como decirte lo que miro, decirte con palabras lo que hay en mi cabeza es abrirte mi alma a cada te quiero, a cada latido vació, a cada noche de desvelo que hay dentro. Quizas no encuentre las razones que me hacen decirte que te quiero, quizás no encuentre mi alma hecha pedazos, pero si puedo mirarte a los ojos para exclamar lo mucho que te echo de menos. 

Sentimientos que se pagan en la tarde

En el silencio mas eterno de esta tarde mis palabras queman en mi ama, mi boca guarda silencio mientras en mi corazón cada latido es un grito al amor. Cierro los ojos e imagino tu presencia, imagino como tu mirada se clava en mi alma, imagino que esto que fue un sueño se hace realidad con el paso de los minutos. Mi corazón late cada vez mas fuerte, mi silencio se rompe dejando al descubierto los cientos de versos que se albergan en mi alma y que hoy boca no puede callarse. Las letras se desprenden por este balcón, por ese lugar ascienden hasta la mujer mas bella, hasta ese hada que enumera un sentimiento del que soy cautivo. Cada te quiero lleva un recuerdo, cada recuerdo una razón por la que hoy sonrió, cada estrofa una expresión de este sentimiento que tanto tiempo he guardado. 

Amor a primera vista

Muchas son las veces que he querido decirte lo que hoy escribo, lo que ahora intento decir con palabras y lo que mis ojos nunca han podido esconder desde el momento en que apareciste. Desde que te conocí me he preguntado si eres la persona que soñé, la única mujer con la que merece la pena estar la unica a la que una mirada dice todo aquello que calla mis palabras. Te he amado desde el primer segundo en que te vi, desde que cerré mis ojos y tu imagen estaba en mi mente, desde que escuche tu nombre y el se ha grabado en mi mente para siempre. 

Momentos de pensar en ti.

Escribí mis ultimas palabras en el momento que te marchabas en ese en el que sabría que ya no habría mas sonrisas, que las lagrimas serian quien ocuparan cada momento de mi vida. Me han quedado cientos de recuerdos que se amontonan en la memoria de aquel hombre que una vez amo a una mujer, que una vez te ame. Llega ese momento en el que piensas que realmente es importante para ti, que es lo que mas importa,con que sueñas, con que vives, te das cuenta de que esa mujer es especial porque en este mundo no hay nadie como ella. Pero ya se ha marchado, se ha ido porque no te atreves a mirar a sus ojos y decirle que es importante para ti, que la quieres, que sueñas que en la vida ella lo es todo. 

Carta de amor XXVII

Buenas tardes mi dulce princesa

Tus palabras alagan mi vida como el agua ayuda al rosal a dar el fruto mas hermoso, la flor mas amada,eso eres para mi, la primavera que da sentido a este invierno tan frió. Cada carta que llega a mis manos es un suplo de aire nuevo, energía que llena este corazón que alarma mi vida y que hace que todo cobre sentido. Se que es mucha la distancia pero se que nos unen un sentimiento que no puede apagarse, que no deja que me rinda y que siga soñando con encontrar al amor de mi vida. Se que solo palabras, palabras de un hombre enamorado, palabras de un te quiero que se escapan a este loco cuando escribe tu nombre.

Ahora he de despedirme y seguir soñando con los dias que faltan para ver tu sonrisa. 


Carta de amor XXVI

Tus palabras llenan mi mente en blanco de pensamiento y emociones, mi alma se hace pedazos con cada una de tus frases, mi sueño se aleja con cada renglón que leo y veo que la distancia se hace cada vez mas grande. Quizas el destino nos este jugando un mala pasada, quizás el destino nos este hablando y no sepamos lo que quiere decirnos. En estos me había hecho ilusión conocer a quien esta tras estas palabras, a quien a tocado mi corazón y habla de la palabra amor, a quien con sus cartas ha llenado el buzón que hay en mi alma y ha ayudado a escribir los versos mas tiernos. Hoy se desvanecen, como castillos en las nubes caen de nuevo, como alma solitaria navegare por el sendero de la soledad como hice durante tanto tiempo, como he hecho mientras soñaba que tras unas dulces palabras mi amor había llegado. Ahora secare mis lagrimas y vere que en la distancia hay un alma que un día me dijo que me amaba y que ahora en la distancia solo me dice palabras hermosas para tocar mi corazón hecho pedazos. Pero ya no queda nada de mi corazón, ya solo un sueño que se aleja como lo hacen mis palabras cuando colocas el sello y envías esta carta. 


Pensando en lo que mas amo

Cada palabras que llega tuya es un suplo de aire que llena mis pulmones, cuento los segundos que falta para volver a leerte, para poder saber mas de ti, para conocerte mejor. Se que hace unos días eramos completos desconocidos, hoy no imagino mi vida sin poder leerte. Cada tarde miro por la ventana esperando que esas palabras cobren vida, que no sea yo quien las lea, sino el susurro de tu voz el que me diga lo que escribes. Quiero mirar en tus ojos y verme reflejado, ver la sonrisa de tus labios en mis mejillas sonrojadas, quiero mirar al cielo y ver que las únicas estrellas que brillan son la que tienes como ojos. El tiempo pasa muy despacio cuando no te puedo leer, las noches son eternas porque solo puedo tenerte en mis sueños, porque solo puedo soñar con que estas a kilómetros de mi. Pero hay veces que la vida separa dos corazones y mas tarde los vuelve a unir, esa es mi esperanza, porque no habrá distancia que pueda separar a dos corazones que se piensan. 


Silencios en el amor prohibido

Leer tus cartas es lo que hace que mi alma siga alegre, es lo que hace que mi vida cobre sentido, es lo que hace que por las mañanas amanezca un nuevo dio y yo resplandezca con una sonrisa. Comienzo a soñar despierto, a decir tu nombre en la soledad, a darme cuenta de que en mi alma esta tu imagen grabada por el destino. Se que mis palabras suenan lejana, pero las tuyas son las que dan calor a mi alma y hacen que reviva en estos momentos. Cada día que pasa es un paso mas cerca, un momento que se hace eterno, un te quiero que se escapa de mis sueños y llega a mis labios. Enamorado en la lejanía, como golondrina en primavera, como música que sale del arroyo que lleva mis suspiros al mar, para que lleguen a ti. Cuento los segundos del día que faltan, los minutos que me hacen falta, los suspiros al aire, para poder decir a esa princesa que tanto amo, lo mucho que la quiero.