Secreto de amor

Creo que es mi entrada numero dos mil, que ya son mas de cinco años escribiendo en un blog de la persona que mas me importa en esta vida. Se que ha habido muchos cambios, que el tiempo ha sido muy largo, que he ganado mucho y perdido bastante, pero jamas me arrepiento. En este tiempo he llorado muchas noches por no saber como amarte, si te merecía o si merecía lo que me pasaba. Ahora se que si, porque no todo es malo, hay muchos momentos buenos, muchos días en los que sale el sol, muchas noches que al cerrar los ojos se comparte con quien mas he amado. Te amo, eso lo sabes porque no hay segundo del día que no te lo diga, no hay segundo de mi vida en el que tu no estés presente en mis recuerdos, en mis sueños, en mis pensamientos. Cada momento que me has regalado es único, cada segundo que pasamos junto es un tesoro y los guardo en lo mas hondo de mi alma. Te doy gracias por ser como eres y por hacerme el hombre mas feliz, por compartir mis malos ratos por hacerme sonreír cuando mas lo necesite. 


Primavera de amor

Las letras que hay en mi cabeza apenas describen lo que de verdad siento, lo que de verdad hay en mi corazón y mi alma. Escribo con los ojos cerrados el nombre de la que tantas veces me ha hecho soñar,de aquella persona que en mi cabeza esta siempre y de la que ni puedo ni quiero olvidarme. He amado como nunca, como a nadie, pero también he perdido por cobardía lo que no he sabido defender como un hombre. Quizas lleguen tarde mis palabras, quizás no sean las mas indicadas, ni las que he de decirte, pero de algo estoy seguro y es que siempre te he amado desde el día en que te conocí. 


Has cambiado mi vida, mi forma de ser y de actuar y aun así se que no soy el mejor de todos, pero si el que quizás mas te ame. Pero no me cambio por nada ni por nadie, he sufrido y seguiré haciéndolo, pero aun así siempre se que en este mundo hay alguien que con tan solo compartir unos segundos de mis días, me basta. 

Silencio incansable de un amor eterno.

No hay mas silencio en en las miradas que cuando cierro los ojos y te imagino frente a mi, cuando miro al cielo estrellado y lo que no puedo encontrar nada que brille como lo hacen tus ojos. Mis desvelos son el fruto del te quiero que se queda en el alma dolorida de un hombre que ama a quien no lo ama, una mujer increíble que nace de un sueño y que permanece en la sombra de los te quiero en el que nadie puede encontrar. Sus ojos dos rubí que brillan en lo mas hondo de la mente despierta del poeta que muere de amor, sus labios el acantilado del que salen las palabras que matan el alma de los versos que una tarde se compuso, su pelo azabache como la noche que nos cubre, embruja y nos deja en el éxtasis de un amor prohibido. Sus palabras son el silencio eterno de los versos que compuse, de los sentimientos que una vez afloraron en mi, de los te quiero que se quedan en mis labios y que por miedo no me atrevo a decir.