El camino marcado

He encontrado tantas preguntas que hacerme que la verdad es que no se por cual he de empezar, por cual he de responder primero, o si alguna de ellas tiene respuestas. Sinceramente cada dia que pasa es un dia en el que pienso en ti, en el que me acuerdo de algunos buenos momentos en los que merece la pena recordar. Desde que te conoci siempre he pensado que eres especial, que eres ese tipo de personas con la que merece la pena sentarse a pasar tiempo, que eres esa mujer con la que me gustaria compartir el resto de mi vida. Nunca he tenido el valor suficiente para decir que me gustas, que estoy enamorado, pero eso va a cambiar. Me he dado cuenta de que no puedo dejar escapar a la persona mas especial que conozco, con la que he reido y llorado a la vez, la que echo de menos cuando se marcha y la que me alegra cuando regresa. Cariño, eres alguien muy especial en mi vida, eres esa compañera de viaje en la que da igual el camino marcado siempre que lo haga contigo.Cada mañana eres mi sueño al despertar y mi pensamiento antes de irme a dormir por eso quiero que sepas que te quiero. 
 
No se que es lo que mas me duele, que estes tan lejos o que no deje de echarte de menos. Sigo encontrando mil y una razones por la que te quiero, por las que eccharte de menos sin venir a cuento, por pronunciar esas cuatro letras que componen tu nombre. No ha sido el destino quien te puso en mi camino, debe haber sido que uno de mis sueños se hizo realidad y que ahora no termina como siempre lo he soñado. Eres esa parte de mi que no puedo controlar, esa locura hecha persona que con tan solo una sonrisa puede cambiarme el dia.
Me enamore de ti sin apenas conocerte, sin apenas saber mas que el nombre y que tu sonrisa puede mover montañas. Me converti en el prisionero de esa celda que son tus ojos, me hice esclavo al ritmo que marcan los latidos de tu corazon e hice que este mundo sea mas especial porque tu estas en el. 
 

Deseo canaya

Que el deseo arda en nuestros cuerpos como lo hace en cada palabra que se escucha en el susurro de tu oido. Que el silencio de tus besos calle el latido de un corazon latiendo que nada mas quiere ver el reflejo de los ojos de amor. Que en cada mirada se pierda en el pensamiento irascibo de un te quiero, de una caricia que ponga a nuestros cuerpos en un universo paralelo fuendiendose en un solo cuerpo. Que el placer goce con cada beso eterno, con cada roce de tu piel, con cada caricia que recorra el alma. Que la noche sea el testigo de una locura que es mas pecado que el beso eterno de un amor cobarde, que amarte sea mas que el pleno movimiento de sube y baja de nuestros cuerpos.
 

Mi felicidad depende de ti

Me preguntaste que es lo que he llegado a sentir por ti, me preguntaste si alguna vez te he amado. Si de verdad quieres saberlo mírame, no hay tarde en la que no mire tu foto y las lagrimas recorran mis mejillas, noche en la que cierra mis ojos y no aparezcas en mis sueños, ni momento del día en que me pregunte que tal te esta yendo o si estas bien. No se si es amor o que es lo que es, no se si es una gran amistad o que debió de ser, lo único que se es que sin estar a tu lado no merece la pena vivir esta mierda de vida, no merece la pena soñar si no lo haces con el motivo que te impulso ha hacerlo, no merece la pena seguir el camino cuando se que al final no estarás tu. No se que cojones quiero, que debo hacer o a quien debo de rogarle, lo único que se es que cuando he sonreído ha sido por ti y eso me basta para saber que quiero seguir haciéndolo y si para ello he de recorrer un millón de kilómetros a nado lo haré porque mi felicidad solo depende de ti. 


En la fuente del deseo

Tiro cien monedas a este pozo y aun sigo viendo tu reflejo, eres ese sueño del que soy cautivo, del que caigo rendido ante los pies de una reina que gobierna en mi soledad, del que soy prisionero de unos ojos que encadenan mi alma y mi corazón junto a un nombre que nunca dije. Mil deseos son los sueños que atormentan mi soledad, mil deseos los que recorren mi vida diciendo las palabras que durante tanto tiempo he callado, mil deseos se caen a ese pozo en el que una moneda me desvelo una tarde que tu rostro serian las estrellas que brillarían en mi universo. Pero ni deseos ni sueños que no se cumplen acunan mi futuro cuando tu nombre se graba en mi mente y se repite noche tras noche, día tras día siendo el pensamiento que vive en mis adentros. 


Pido un deseo

Si en esta noche mágica me concedieran tan solo un deseo, tan solo uno que sea volver a verte. Porque eres esa mujer que me ha hecho llorar sin razón, reír, amar y tener la ilusión de seguir adelante por muy largo y empedrado que sea el camino. Porque desde que te he conocido has sido mi sueño, has sido esa cosa por la que luchar a brazo tendido y por la que nunca rendirse, has sido lo que ha dado sentido a esta vida en la que estoy atrapado. Porque simplemente te quiero. Pero sabes tendría miedo de ponerme ante tus ojos, porque de tantas palabras que tengo que decir todas se borrarían, porque un te quiero es difícil decir a alguien que te desnuda el alma con la mirada, que te da una sonrisa cuando la tristeza ata tus pies y borra tus problemas con un simple hola. Crees que es suficiente decir te quiero cuando lo eres todo en esta vida para mi, que eres esa fuerza que me impulsa cada día, cada momento de flaqueza y aunque estés a cientos de kilómetros de mi quiero que sepas que te quiero. 


No puedes borrarlo

Encuentras mil razones por las que olvidarte de ella, cientos de momentos que hacen que tu corazón ya no quiera escuchar su nombre, tu mente te da cien soluciones por las que desaparecer de tus recuerdos y aun así sigues encontrando una, tan solo una razón, aunque sea estúpida por la que seguir un día mas enamorado de ella.  Y esa razón es la que me hace despertar cada mañana y decir que la sigo queriendo, que pase lo que pase la sigo amando, da igual que este a cientos de kilómetros, da igual que ni se despidiera, da igual incluso que haga cien días que ni me dirige la palabra porque esa razón me dice que la siga amando. La soledad esta presente, te sientes caído y derrotado, la persona a la que quieres esta lejos, apenas sabes nada de ella, ni siquiera estas seguro de que le importes un poco, pero sigue siendo la razón por la que despiertas cada mañana, abres el buzón para ver si hay carta, conectas el ordenador para ver algún mensaje, pero nada un dia mas sin saber nada de ella. Te preocupas, quizás le paso algo, encontró a alguien que la hizo mas feliz, o simplemente no tuvo un minuto para contestar las cien cartas, los mil mensajes y los hola como esta princesa que tantas veces le escribí. 


carta de amor

Buenos días princesa;

Para muchos es un día mas, un día igual que otro, para mi no, para mi es una nueva oportunidad de sonreír, una nueva oportunidad de ser feliz al lado de la mujer que amo y he amado. Agradezco al cielo, a ese ser celestial, al destino que aquella tarde te conociera, que me diera esa oportunidad de tener a esa mujer cerca de mi a alguien que cuando miras a los ojos te enamora cada vez mas a esa persona que con su mirada amanece tu día. Gracias.

Doy gracias porque eres especial en todos los sentidos, tienes un corazón tan enorme como la catedral de santiago, siempre piensas en los demás, intentando ayudar. Eres dulce, algunas veces picante, pero en el fondo siempre eres dulce, al menos conmigo. En tu mirada se ve tu sinceridad, siempre con la verdad por delante, le pese a quien le pese, tu siempre diciendo lo que piensas y eso me gusta.

Agradezco cada día que me has dado, cada sueño que me has hecho cumplir, cada motivo que me has dado para seguir adelante y decir me como el mundo, quizás por todo esto te quiero y no te cambiaría por nada ni nadie. 



Pequeña carta de amor

Querida princesa;

Buenos días mi amor, un día mas me pongo ante este ordenador para desearte buen día, apenas ha amanecido aquí y ya estoy pensando en ti. ¿Que tal van tus días por allá, has descansado bien, que tal amaneció?. Tengo tantas preguntas que no se cual hacerte. Por aquí se te echa mucho de menos, los días se me hacen muy largo y las noches aun mas, al menos se que estas bien o eso creo. 

Ayer estuve en el lugar donde nos conocimos por primera vez, aquel banco me trae infinidad de recuerdos, demasiados diría yo. Por un momento incluso me pareció verte allí sentada de nuevo esperando y yo sentado a tu lado. Solo quería que supieras que te quiero, que te apoyo en todo aquello que inicies, que siempre estaré ahí, en lo bueno y en lo malo. 

También quería decirte que cuando vienes, cuando volverás por aquí, tengo muchas ganas de verte. Me despido con un fuerte abrazo y un besazo enorme para mi vida.