Primavera ardiente

Ni mil rosas que nacieran en este invierno tan crudo pudieran igualar la belleza de tu mirada, ni la única amapola que hay en este trigal en el mes de mayo pueda compararse a lo bello que es verte sonreír. Eres ese poema que inspira la gloria, esa palabra que grabas en tu mente y que sale sin querer cada vez que sonríes, el sueño de un loco enamorado que vive de recuerdos en un lugar donde nadie le conoce. Pero no  es solo tu belleza lo que enamora, porque tus palabras son tan sinceras que queman mi alma, porque tu forma de ser hace que mire al cielo y me pregunte que hice para conocer al ángel que ha grabado en la piedra de mi corazón su nombre. No hay respuesta, no hay respuesta a alguien tan perfecto, ha alguien que sus defectos son grandes virtudes y que con una simple mirada puede enamorarme para siempre. 


Deseos de amar

Quizas el tiempo sea mi peor enemigo, porque no sepa como quererte, pero no tengo la culpa nadie me enseño a valorar a la persona que mas merece mi cariño. La verdad es que ya no se que hacer, porque ni puedo olvidarte y ni siquiera puedo hablarte. El destino jugo mal mis cartas, por mas que intento decirle a mi corazón que te borre el se empeña en seguir diciendo tu nombre, en sacar cada recuerdo y ya no puedo mas. No se cuales fueron mis errores, cuales han sido los momentos que deben hacer que te olvide, pero sinceramente no los encuentro. Contigo conseguí olvidarme de todo, de ser feliz por una vez en la  vida, de sentir por alguien algo mas que interés o deseo, contigo aprendí lo que es amor. También aprendí lo que era el dolor, el dolor de perder a quien de verdad se ama, el dolor de ver como se aleja a esa persona que durante tanto tiempo ha sido el eje de tu vida y de la que no te quieres apartar. 

No se si es amor, si es locura o que es, lo que único que puedo decir en mi favor es que ni el tiempo ni la distancia pueden hacer que me olvide de ti. Dios sabe que lo he intentado, que he hecho todo lo posible, pero aun así no puedo.