me da igual

Me da igual lo que piense la gente, me da igual que te vena fea o guapa, me da igual que sea cursi, me da todo igual, porque sabes una cosa, estoy enamorado de ti, desde la tarde en que te vi me he sentido la persona mas afortunada, porque conocí a la mujer de mis sueños, a esa persona con la que merece la pena despertar. Eres la mujer mas increíble, alguien con quien soñar, compartir un futuro, verme envejecer a tu lado, si se que son cuentos de sueños de adolescente o de viejo, pero así me siento. Me has cambiado, has hecho que vea mi mundo mejor, me has dado razones por las que reír, llorar, sentir, pensar, me lo has dado todo sin darte cuenta. Porque ver tu sonrisa a mi me alegra el día, porque oirte me pone de buen humor, y porque no estar a tu lado me pone muy triste. 


Un dia epecial

Y así pasaron dos mes y llego diciembre, apenas coincidíamos salvo días esporádicos, lo que comenzó siendo diario, había pasado a días concretos y finalmente a días esporádicos. Sin embargo todo seguía igual, yo sentía la misma magia que el día en que la conocí, y ella seguía hablando conmigo, incluso hasta me buscaba. Pasábamos pequeños momentos, pero muy especiales, al menos es como yo me sentí. Seguíamos con conversaciones que casi no tenían importancia, que tal estas, como te va, que hiciste ayer y poco mas, yo no me atrevía a preguntar y quizás ella tampoco. 

Pero llego un día especial, un día marcado en mi calendario, el día de mi cumpleaños y llego algo inesperado, al menos para mi. Un mensaje suyo e mi red social, guau, lo abrí con entusiasmo, como se abren los regalos el día de reyes. Mi alegría no tenia limites, saque una sonrisa de oreja a oreja, mi días cambiaron y vi una oportunidad que no se cerraba.