Un te quiero que se escapa en el alma

Se que apenas nos separan unos minutos y ya te echo de menos, echo de menos ver tu mirada, echo de menos el calor de tu cuerpo, el sonido de tus palabras, tu mano atada a las mas fundidas en la mas grande de las pasiones. El tiempo se que es relativo, pero por cada segundo que estoy lejos de ti es un año que se pierde en mis recuerdos, por cada segundo de vida que no te pienso es un segundo de vida que se pierde entre las sombras de unos versos que solo saben amarte. Se me hace eterno cada minuto en el que no noto el latir de tu corazón, me siento como un barco a la deriva, como un mensaje de amor gritado al viento y que se susurra en el tiempo como un eco. Cada tarde sentado en mis recuerdos echo en falta un silencio solo roto por el timbre de tu voz, lleno de recuerdos mientras miles de hojas empapelan el suelo que he caminado para llegar hasta ti. Mi sonrisa se torna imborrable, mi alma ya no tiene por donde salir, porque en ella se encuentra lo que mas amo, a ti. 


Sentimientos de amor y locura

¿Donde busco a m alma cuando en mis ojos solo puedo ver el reflejo de cada te quiero que se merece un verso? ¿Donde cobra sentido mi vida si en ella no encuentro mas que pequeños detalles que se esconden tras un te quiero que solo el aire conoce? Cada palabra, cada sueño, cada verso que hay en mi memoria se refieren a la misma persona, a esa que solo mi corazón es capaz de reconocer, a esa que en mis sueños hacer ver que la sonrisa se esconde tras pequeños detalles. Cada día me despierto con la esperanza de que la lejanía se rompa, de que este mar que separa a nuestros corazones se surque por un simple te quiero que llegue hacia ti y que al menos no consigas olvidarme durante el tiempo en que estemos separados.