Un dulce te quiero.

Ni la luz de la luna
ni el universo entero
guardan los secreto
de este dulce bolero

Quizas sea mi condena
pero este amor cobarde
que calla mis palabras
que enciende mi fuego

No hay rimas
que pueda decirte al oído
callando al universo
del que he huido.

Bello sentimiento
en el que anida en mis adentro
convirtiendo en esta noche
en un dulce te quiero.