Preso

Preso de este alma incondicional y libre, esclavo con las cadenas que me unen a tus labios, así condenado al cielo eterno me siento cada vez que rozo mi alma en tu pecho. Piropos se vierten en este fuego eterno que nos lleva a la locura, que nos lleva al amor eterno. Tantos son los días como las noches sin desvelo que hacen de este amor una locura en el tiempo. No soy poeta, ni dios que mueva esta tierra, pero si ese hombre que con su barca llena mi parcela. No hay versos que digan este amor tan bello, que arde en mi presencia, que es mi condena. El roce de tus labios mi mayor sorpresa, que enloquecen mi alma, que mi cabeza atormenta. 


Poema numero tres.

Mar en calma, silencio en esta tarde
llena de versos y odas
a esta princesa
por la que mi corazón llora.
Lagrimas que se derraman
en este mar de letras
que llegan a mi mente
y en ella se clavan.
Recuerdos de su belleza
y de su gran alma
con ese corazón eterno
que el mio ama.
Flor de este mes de mayo
que adornas mis balcones
llenando mis casas
de dulces amores.
Beso de tu boca
es lo que mas anhelo
en esta tarde triste
que ahora comienzo.


Poema numero tres.

Mar en calma, silencio en esta tarde
llena de versos y odas
a esta princesa
por la que mi corazón llora.
Lagrimas que se derraman
en este mar de letras
que llegan a mi mente
y en ella se clavan.
Recuerdos de su belleza
y de su gran alma
con ese corazón eterno
que el mio ama.
Flor de este mes de mayo
que adornas mis balcones
llenando mis casas
de dulces amores.
Beso de tu boca
es lo que mas anhelo
en esta tarde triste
que ahora comienzo.