No se que es lo que mas me duele, que estes tan lejos o que no deje de echarte de menos. Sigo encontrando mil y una razones por la que te quiero, por las que eccharte de menos sin venir a cuento, por pronunciar esas cuatro letras que componen tu nombre. No ha sido el destino quien te puso en mi camino, debe haber sido que uno de mis sueños se hizo realidad y que ahora no termina como siempre lo he soñado. Eres esa parte de mi que no puedo controlar, esa locura hecha persona que con tan solo una sonrisa puede cambiarme el dia.
Me enamore de ti sin apenas conocerte, sin apenas saber mas que el nombre y que tu sonrisa puede mover montañas. Me converti en el prisionero de esa celda que son tus ojos, me hice esclavo al ritmo que marcan los latidos de tu corazon e hice que este mundo sea mas especial porque tu estas en el.