Caminante

Versos de silencios se escriben con al sangre caída de este poeta, con el viento en este polvoriento camino que he recorrido buscando únicamente la felicidad de esa preciosa mujer que un día encandilo su memoria. Baches u mas baches en esta vereda por la que ando, solo, sin encontrar a nadie con la única compañía de mis pensamientos, con el único temor de no volverte a ver, con el único sueño de agarrar tu mano y recorrer el mundo. Las palabras brotan de mi boca, los pensamientos de mis sueños almacenados  y los silencios se rompen con cada golpe de este corazón loco que solo dice tu nombre. Camino por donde nadie camino, escucho los silencios que se abren ante mi y me recuerdan que ni en mil años de vida encontraría a nadie como tú. Sigo no hay pausa para mi, he de encontrarte porque la sangre que hoy se derrama sobre este poema fue quien escriba un nombre junto al mio mas un te quiero para siempre. 


Sentimientos encontrados

Hoy son los versos de la soledad los que escriben en el tiempo, hoy soy ese caballero destronado que nunca conquisto a esa princesa, hoy soy esa melancolía que recorre este cuerpo buscando en su interior una razón mas que aparente para que este amor que un día movió este corazón siga latiendo. Se apagan los te quiero en esta boca que no habla, se callan los versos de este poeta solitario que enamorado como un tonto cae en el frió y angustioso barro de esta lucha sin ganadores. Vencido, miro al cielo, preguntando el porque de este amor cruel, el porque de esta locura que un día fue alegría y que hoy tan solo son tristeza y vagos recuerdos. Su nombre clama en mi interior, en mis sueños mas profundos, en mis profundos sentimientos que un día fueron alegría y que hoy son el motivo de mi tristeza. 

Cae el poeta con sus versos, el florista con sus rosas, el chocolatero con sus bombones, el soñador con sus sueños, cae este amor herido de muerte que tan solo espera que el no que un día salio de tu boca se convierta en un si quiero.