Silencio y soledad

Lo que una mañana se despierta como primavera hoy se convirtio en verano, lo qu desperto como la mas linda flor, hoy es el rosal que pincha mis dedos y hace sangrar mis manos. Eres esa maceta que se riega con las lagrimas de quien tanto la ama, la razon de la existencia de un loco que mira a un futuro que lo rompio una mujer sin alma. Acabaste con todo lo bueno que pudiera haber dentro de mi y me obligaste a una vida en la sombra y la soledad de un corazón roto que solo vive en el engaño. Dudo de cada te quiero que me decias, de cada palabra bonita que salian de tus labios, de la cada elogio que me dedicaste. 

Ahora eres el duro recuerdo del que quiero uir, la persona con la que un dia soñe compartir mi vida y que me ha fallado cada momento que lo hice. Solo fue un amor que lleno mi cuerpo y mente de lo bueno que es vivir, una razón por la que ser quien soy y de la que me arrepiento de cada segundo perdido. Hoy abro los ojos y veo como a quien tento he amado, ha jugado con lo unico bueno que quedaba en mi. 

Este loco Don Quijote

No me llames caballero, mas montura nunca traigo, caminando por estas sendas por las que ando y ando. Tampoco soy poeta de estos tristes versos que se escriben de mis manos con la tinta de mi olvido. Tu eres mi princesa, de ese castillo maldito, que aparece en la lejanía y al que nunca he ido. Guardo cada verso en este escueto escrito, para decirle a mi amada, para susurrarle al oído. Pasito a pasito sigo, por esta largo sendero, por el que tu te has ido, saltando los obstáculos que encuentre en mi camino. Las estrellas se apagaron en esta noche que hace frió, me cobijo en tu recuerdo, anhelando lo vivido. No soy mas que un hombre, que se siente herido, por un amor que quiere y no es correspondido. 

Te amo

Cansado de silencios, con el alma rota a pedazos, con el corazón en un puño esperando ese momento que tanto he deseado y que nunca llega, hoy mis palabras gritan. Calmo en mis sueños aquellos pensamientos que una tarde de primavera encendieron este alma. Intento contenerme para no decirte mil veces que te amo, que te quiero, que estoy locamente enamorado de ti. Que tus palabras son mi ley, que tu sonrisa es la luna de mis noches y que tus ojos los luceros que guían mi vida. Como decirte que la vida es mas bonita cuando la miro agarrado de tu mano, soñando con tu presencia, rozando el cielo con cada beso de esos labios que endulzan mi vida, eres el alcohol que emborracha mis mas sentidos latidos de este corazón loco. Cantando canciones que solo tienen sentido en mi cabeza, escuchando letras que solo suenan en mis oídos, 


Silencio de un amor

Recuerdos que inundan mi lagrimas, pensando en ti cada noche, cada día, cada madrugada, siempre en ti. Escribiendo cartas a un buzón sin dirección, calmando mi locura con la única medicina que duerme mis sueños y despierta mis fantasías. Letras esparramadas en estos folios que no lees, que no entiendes, que no escuchas. Silencios que se rompen con cada lamento y suspiro de este hombre que llora por tu presencia, por un amor que un día llego a mi corazón y lo encendió y hoy no quedan ni las cenizas. Buscando las respuestas que solo tu puedes darme, que solo tu conoces, que tu puedes responderme a esa preguntas que irrumpen en mis sueños y no responder. 

Intento encender mi cielo, buscando de nuevo esos dos luceros que un día fueron mi brújula, que guiaban mi alma, mi corazón y mi sonrisa. Se apagaros, se fueron como tú, te alejaste y no volviste y me encuentro como barco a la deriva, encallado en cada arrecife, uniéndome cada vez un poquito mas, en lagrimas, suspiros y sueños rotos. Viví el amor mas profundo y se unido, nació de la nada y se quedo en eso, en nada. 

Silencio de un amor

Recuerdos que inundan mi lagrimas, pensando en ti cada noche, cada día, cada madrugada, siempre en ti. Escribiendo cartas a un buzón sin dirección, calmando mi locura con la única medicina que duerme mis sueños y despierta mis fantasías. Letras esparramadas en estos folios que no lees, que no entiendes, que no escuchas. Silencios que se rompen con cada lamento y suspiro de este hombre que llora por tu presencia, por un amor que un día llego a mi corazón y lo encendió y hoy no quedan ni las cenizas. Buscando las respuestas que solo tu puedes darme, que solo tu conoces, que tu puedes responderme a esa preguntas que irrumpen en mis sueños y no responder. 

Intento encender mi cielo, buscando de nuevo esos dos luceros que un día fueron mi brújula, que guiaban mi alma, mi corazón y mi sonrisa. Se apagaros, se fueron como tú, te alejaste y no volviste y me encuentro como barco a la deriva, encallado en cada arrecife, uniéndome cada vez un poquito mas, en lagrimas, suspiros y sueños rotos. Viví el amor mas profundo y se unido, nació de la nada y se quedo en eso, en nada.