Confesiones ante la luna llena

Ya ha salido esa luna que tantas veces me ha visto asomado a esta ventana vendiendo baratas mis lagrimas, esa que ha escuchado mis poemas entre suspiro y suspiro, esa que tantas veces escucho tu nombre de mis labios junto a unos latidos de mi corazón vacíos. Esa que tantas veces me hizo ver tu cara redonda, es que me ha visto soñar contigo, con esa melena oscura, con esos dos luceros castaños que te dieron como ojos y con esa preciosa boca que me muero por besar. Me confieso entre llantos desconsolados que te quiero, que lo he hecho siempre, que no hay dia en el que no piense en ti, que la lejanía me duele, me mata, se mete en mi interior y me destroza. Callo los gritos de mi alma, para no decirle al mundo que sin ti no se vivir, que la vida solo tiene sentido cuando tu estas en ella, que sin ti, solo soy un pedazo de carne que pasa por este calendario tachando los días que estoy lejos de ti.