Pecado de amarte

Aunque sea pasto del infierno por cada pecado que he cometido, por cada sueño en el que te he poseido, que la condena sea eterna porque no habra castigo que pueda acabar con el amor que siento. Puedo vivir en la soledad mas esterna, en los recuerdos de tiempos mejores, pero no puedo vivir sin tu mirada alumbrando mi camino. Da igual que pasen cien años, un segundo o toda mi vida porque si de algo estoy seguro es que no olvidare a quien siempre he amado. Quererte solo es el premio que me ha dado el destino despues de ponerte en mi camino, fue suerte, embrujo, no lo se, pero si estoy seguro que contigo la vida es lo mas grande. No es solo sentimiento, es una vida, una promesa al cielo que por cada dia que viva es un te quiero que se graba en mi alma junto al nombre de la princesa de este cuento de hadas. 
 

Hada de amor

Ni el silencio de mi alma rota puede callar las voces de un amor que quiere florecer, ni el llanto desconsolado de un alma que recuerda a una mujer puede callar las palabras de un poeta que quiere a una princesa. Que hacer si el silencio de mis versos callan a este alma gloriosa haciendo que mi vida tenga la mejor de mis sonrisas, que hago si el ángel al que quiero no ha bajado del cielo sino subido del infierno. No pido mas que el calor de su corazón ardiente, no pido mas que arder en la hoguera de sus brazos en los que me quemare por un amor que el tiempo no podrá borrar. Amar sera tan solo la locura de un poeta que vivirá en el recuerdo de la piedra donde escribí dos nombre junto a un corazón revelde y una flecha. Amar sera el secreto a voces de un hombre que cierra cada noche sus ojos para ver en sueños a un amor, a una princesa que vive mas allá de lo que se puede ver, mas allá de una descripción física, mas halla de las palabras incansables de querer y no poder.