enamorado en la lejania

En mi mente hay un montón de cosas que decirte, pero no se por donde empezar, son tantas cosas que no puedo numerarlas. Hace algo mas de un mes que no te veo, que apenas se nada de ti, desapareciste como lo hace la luna en el ocaso del día, así de repente sin mas que decir que un adiós. Me dejaste muchas preguntas sin respuestas, con un saco de culpas y con una mirada perdida en los sentimientos que aun brotan en mi. La verdad no se que ocurrió, no se porque te marchas o porque te alejas, bien sabe dios que siempre te he querido y te querré, que seras siempre lo primero como lo eres incluso en la distancia. 

Tu recuerdo sigue en mi, nos separan cientos de kilómetros pero yo sigo enamorado de ti, sigo pensando en cada segundo de mi vida, en cada instante que eres lo mas maravilloso que pudo ocurrirme. No se si sera igual para ti,ni siquiera si pensaras lo mismo. Porque te alejaste no lo se, porque no respondes tampoco lo se, pero recuerda que desde la lejanía se encuentra una persona que te quiere como el primer día. 


Vuelta a lo mismo

Mi cabeza se había vuelto loca, que quería ahora, cuando ya estaba a punto de olvidadla vuelve a cruzarse y me hace un destrozo. La confusión era mi duda, ya me había arriesgado una vez y me salio mal, ella no quería estar conmigo, al menos eso me dijo. En este momento pensé que seria un gesto de amistad, aunque viniendo de ella, era muy raro. No volví a darle vueltas al asunto, al menos durante unas horas.

Esa noche me esperaba una fiesta, alcohol y mujeres lo que todo chico universitario necesita para una buena noche. Tocaba arreglarse, peinarse bien y salir en busca de guerra, esta noche triunfo y olvido a esa chica que ya casi no recuerdo. Ese era mi pensamiento, una buena fiesta con los amigos haría que se terminara de olvidar y dejara de calentarme la cabeza con el hecho aislado de esa mañana. Pero como en veces anteriores, me esperaba un golpe mas del destino.


Pasaron tres meses

Paso el verano, tres meses en los que creía haberme olvidado de ella, ya apenas estaba en mis pensamientos y me dejaba alguna que otra noche libre para soñar. Sin embargo el destino le gusta jugar a un juego estaño, volver a hacerte caer en el mismo agujero. Toco volver a esa universidad, a ese lugar en el que hacia casi un año que conocí a quien fue mi sueño mas feliz. Llegue un poco avergonzado, esperando no encontrarme con ella, y así fue durante los diez primeros días. 

Mis días estaban en rutina cuando la volvió a romper, estaba sentado desayunando, tranquilamente, cuando se acerco por detrás. Yo esperaba que se pasara de lejos, sin embargo se acerco, me saludo y estuvo preguntando que tal el verano. Perfecto dije yo, no podía decirle que había estado en modo olvidar a la chica amada, tocaba ser fuerte. Tras unos minutos se marcho, pero no sin antes despedirse de mi con un beso en la mejilla.

Destino cruel, vienes y golpeas donde mas duele, porque vuelve a hacerme débil, todo lo que había olvidado volvió a mi cabeza. Tres meses intentando quitarme de la cabeza para nada. Ahora ella viene, con su belleza, su sonrisa, su dulce voz, y en un minuto hace que me acuerde de todo.