Adios amor, adios mi vida

No hay recuerdos que aplaquen este llanto, no hay recuerdos que devuelvan mis sonrisas, no hay recuerdos que hagan que este corazón roto en mil pedazos vuelva a latir. Te marchas como la luna en un nuevo amanecer, como la sonrisa de mis labios al verte cruzar esa esquina, y me quedo en este lugar, en el que me matan los recuerdos de lo vivido, donde se pierden las esperanzas y sueños. Da igual, fuiste lo mas valioso que hubo en esta vida, un motivo por el que seguir adelante, por el que luchar, pero ya nada importa. Zanjare este camino, como he cerrado mi libro de poemas, como he roto mis sueños y mis alergias. Caminare solo, aunque creo que no es la primera vez, tropezare con mil piedras como lo hice ayer, pero no mirare atrás, porque tu barco ya zarpo. Te digo adiós, donde ante te decía hola, donde nuestras palabras se cruzaron mil veces, donde el aire fue testigo de ese perfume que cautivo mi alma. Silenciare mi alma, esa que no acepta la derrota, esa que quiere correr y correr tras algo que ya se perdió, adiós amor, adiós mi vida.