Letras y mas letras

Escribo con el corazón en la mano y las lagrimas en los ojos, con mi sangre como tinta y como musa esa dulce princesa que aquella tarde de octubre entro en mi corazón y lo enloqueció. En primer lugar darte las gracias por darme la mayor razón por la que seguir adelante en este mundo, por hacer que este mundo tenga una sonrisa cada día, porque merezca la pena despertar cada mañana. En segundo lugar decirte que nunca había amado como te quiero a ti, que nunca un sueño se me había hecho realidad, hasta que tu apareciste. Que me encanta verte cada mañana, que me gusta oírte cantar, aunque cantes muy mal, me encanta cada segundo que comparto contigo, cada instante o momento que comparto. Por ultimo solo decirte que estoy locamente enamorado, que haría cualquier cosa por hacerte la mujer mas especial del mundo, la mujer con la sonrisa mas bonita. Te quiero y te quedre siempre. 


Un octubre que termina un noviembre que comienza

Un mes mas intentando explicarme como en este tiempo te has hecho indispensable para mi, como en tan solo días has cambiado mi vida y has hecho que cada día me de mas cuenta que eres increíble. Y así siguen pasando los días, entre apuntes,  practicas y tardes perdidas en aquellos bancos, esperando a no se que para ser capaz de decirte un me gustas, un tal vez este enamorado de ti o un eres indispensable en mi vida. Sin embargo aquí sigo, escribiendo palabras que aun no te dije, cerrando los ojos y viendo esa imagen que golpea mi corazón, que me hace revivir cada sueño, cada pensamiento, cada instante que has estado frente a mi.

Y así un día tras otro viendo como ha pasado octubre, pasa noviembre y cada día dando una razón mas a mi mente para ver que eres especial, para decirle al mundo que ni viviendo mil vidas encontraría a nadie como tú. Pensando en como decirle a este angel que mi vida gira entorno a ella, a esa mujer que un día sonrió y me miro a lo ojos robandome mi ser y mi corazón. 

Porque es tan especial:

Me enamore, de la dulce rosa que una primavera sin abril, me enamore de aquellos rayos de luz en una tarde de inviernos, me enamore de aquel reflejo que una tarde apareció en mi lago y que nunca jamas podre olvidar. Tal vez las palabras se me hagan pequeñas, tan pequeñas como el corazón que palpita en mi pecho con tan solo escuchar su nombre. Que te hace especial, mas bien diría que no se puede destacar de ti.

Me enamore de esos ojos color canela, de esa mirada que tiene un brillo que mueve montañas. Ese pelo, tan negro como una noche cerrada sin estrellas, pero siempre acompañado por su luna, esa brillante sonrisa que rompe las cadenas de me atan a la cordura y me elevan a un mundo de sueños donde tu eres la reina y yo tu fiel corazón.

Porque es tan especial:

Me enamore, de la dulce rosa que una primavera sin abril, me enamore de aquellos rayos de luz en una tarde de inviernos, me enamore de aquel reflejo que una tarde apareció en mi lago y que nunca jamas podre olvidar. Tal vez las palabras se me hagan pequeñas, tan pequeñas como el corazón que palpita en mi pecho con tan solo escuchar su nombre. Que te hace especial, mas bien diría que no se puede destacar de ti.

Me enamore de esos ojos color canela, de esa mirada que tiene un brillo que mueve montañas. Ese pelo, tan negro como una noche cerrada sin estrellas, pero siempre acompañado por su luna, esa brillante sonrisa que rompe las cadenas de me atan a la cordura y me elevan a un mundo de sueños donde tu eres la reina y yo tu fiel corazón.