Carta de amor

Querida princesa

Apenas se como comenzar esta carta, porque en mi cabeza hay mil cosas que quiero contarte, pero no se por donde empezar. La verdad es que no se me da muy bien eso de escribir, bueno y tampoco lo de decirlo a la cara. Ya hace unos cuantos días que no coincidimos, la suma es un poco larga la verdad, la verdad muchos para mi y para este taco de folios que día a día va mermando escuchando las palabras de un tonto enamorado, si, has leído bien enamorado. Pero como no iba a estarlo, se cruzo en mi camino alguien que es perfecta, alguien que es única. 

Aunque me digas que tienes tus defectos da igual, yo apenas puedo verlos, para mi eres ese ángel perfecto, esa chica especial, esa mujer única. Te preguntaras porque en tantas ocasiones que hemos estado cerca no tuve valor de decirte nada, quizás por inseguridad, o quizás al miedo de que no que me derrumbaría. Pero la verdad es que callando no he conseguido nada, solo seguir con esta agonía que hay en mis adentros y que me lleva a una tristeza y soledad eterna.

Se que no merezco tu compañía, se que apenas con esta corta confesión pueda acercarme, pero al menos arriesgue. Tus palabras serán bien recibidas e incluso encajare tu indiferencia, tan solo tú puedes decidir, lo que hacer con este loco.