Ni puedo, ni quiero olvidarte

Aun saltan lágrimas de moa ojos al recordarte aun hay una pequeña esperanza de que vuelvas a no vida. No me doy por vencido, algo así no merece este final, la distancia para mi no es el olvido porque olvidar algo que fue tu felicidad durante tanto tiempo no se puede. Tengo muchos recuerdos que no he podido borrar, muchas razones por las que al cerrar mis ojos sigo viendo tu rostro. Has sido mas que un sueño, eres ese motivo por el que tenía fuerzas cada mañana para enfrentar un nuevo día. Nunca pude decirte que te quería no por falta de valor sino por que nunca tuve las palabras apropiadas para poder decirte. Quizás hoy ya es tarde o simplemente ya mis palabras caigan en tu olvido, pero de algo estoy seguro es que ni el tiempo ni el espacio te borraran de mi memoria. Se que no soy el mejor pero tampoco el peor se que conmigo nada es fácil pero se que todo es posible. Me costo mucho encontrarte para ahora dejarte escapar para que en un momento dejes de estar en no vida. Te he querido mas que a mi vida y por eso ni puedo ni quiero olvidarte.


Caminante

Versos de silencios se escriben con al sangre caída de este poeta, con el viento en este polvoriento camino que he recorrido buscando únicamente la felicidad de esa preciosa mujer que un día encandilo su memoria. Baches u mas baches en esta vereda por la que ando, solo, sin encontrar a nadie con la única compañía de mis pensamientos, con el único temor de no volverte a ver, con el único sueño de agarrar tu mano y recorrer el mundo. Las palabras brotan de mi boca, los pensamientos de mis sueños almacenados  y los silencios se rompen con cada golpe de este corazón loco que solo dice tu nombre. Camino por donde nadie camino, escucho los silencios que se abren ante mi y me recuerdan que ni en mil años de vida encontraría a nadie como tú. Sigo no hay pausa para mi, he de encontrarte porque la sangre que hoy se derrama sobre este poema fue quien escriba un nombre junto al mio mas un te quiero para siempre. 


Despertar

Despertar con el mismo sueño con el que te acostaste no es difícil, porque cuando tu sueño es estar con la mujer a la que tanto amas, todo se puede cumplir. Abrir los ojos y que lo primero que veas es esa sonrisa de la mujer que tienes a tu lado, no existen palabras para describirlos, porque los sueños están para vividlo y mi sueño eres tú. Llegar a casa cansado, sin apenas poder paso y escuchar esa voz es lo que hace que merezca la pena el día, ya puede haber sido todo lo malo que quieras, que se que al llegar a casa habrá alguien especial que con tan solo “hola” haga ese día único.

Este es mi sueño, haber conocido a la mujer mas espectacular de este mundo, a alguien que quiero y adoro, que amo con locura y en la que tan solo mirar a sus ojos veas que la vida merece la pena. Luchar por quien merece la pena no es una lucha, es una ilusión, una fuerza que te reanima en los momentos difíciles y que te alienta en la soledad. 


mil años

Mil años pasaran y no te olvidare, mil vidas y seguiré siendo ese hombre que una tarde de otoño te vio y se enamoro. Mil lágrimas serán derramadas sobre mil poemas que llevan ese nombre que no podre pronunciar porque en mi mente habrá una única imagen, la tuya. Podre contar los días, las horas, los meses pero mi calendario se detuvo en ese día en el que mi corazón ya no te sentía. Podre guardar mil recuerdos, mil palabras salidas de tu boca, pero no encontrare una caja tan grande para poder guardar esto que siento. Aunque me derrumbe se que hay una fuerza que me hará renacer y es haber tenido la oportunidad de conocer a alguien con quien merece la pena soñar. Mil kilómetros son la distancia de nuestros cuerpos, pero tan solo milímetros separan mi corazón del tuyo.
Podría llenar de letras toda esta pantalla, incluso todo el universo, pero aun así mi corazón y mi alma no tendrían bastante. Seguiré contando los latidos vacíos de mi alma porque tan solo unos ojos podrán hacerlos fuertes. Me despido, no sin antes decirte hasta pronto dulce princesa.



te quiero princesa.

Comencé a escribir en este blog el día en que me di cuenta que mi vida no tenia sentido sin que tu estuvieras a mi lado. Comencé escribiendo lo que sentía, lo que pensaba o lo que en algún momento de este largo camino había podido tener en mi cabeza. No esta lo mas ordenado posible, porque muchas entradas deben ir al pasado, otras al presente y algunas al futuro, sin embargo todas fueron escritas con el mismo sentimiento; el estar enamorado. Podrás ver mis celos, mis sonrisas y mis lagrimas, días en los que quería tirar la toalla y días en los que una simple palabra tuya merecía la pena. Te quiero desde la tarde en la que te conocí hasta el día de hoy. No siempre he tenido la sonrisa en mis labios, la esperanza siempre la he tenido en mis manos, porque este sentimiento hace que mi ceguera no deje ver mas que las cosas positivas.




Comienzos

Comenzó este cuento con la princesa que gobierna en mi corazón, comenzó cuando conocí a la mujer mas maravillosa de este mundo, a la que me sonríe cuando ve mis lagrimas, a la que hace palpitar mi corazón. Hace casi seis años que mi corazón te pertenece, seis años en los que la sonrisa y las lagrimas han sido fruto de mis desvelos, seis años en los que por muchos baches que existiera en el camino sabia que te encontraría a mi lado. No ha pasado un segundo sin que pensara en ti, ni un instante en el que mi mente no pronunciara tu nombre, en el que uno de tus recuerdos anime mi día

te quiero

En este desierto en el que la soledad y la tristeza hacen el eco de un corazón que llora la tinta de aquellos poemas que jamas pudo escribir, que derrama las lagrimas por un amor al que nunca pudo reclamar. Grita con palabras lo que con gesto nunca entendió, lo que con miradas quiso decir, pero nunca se atrevió. Hoy llora, porque la única fuerza que lo alentaba esta en la mirada de la mujer amada, hoy es un loco solitario que camina sin rumbo y con un nombre grabado en su rostro.

Los párrafos ya no sonaran mas por ti las palabras gritaran por esa que un día entro en su vida, la volvió del revés e hizo que este sueño fuera un sueño. Rompiste esta soledad, aquella tarde en la que los arboles desnudaban sus hojas con el viento, así, pasan los días, los meses y esas hojas son las de mi calendario. Se suman los días y las noches, en los que el echarte de menos nunca es suficiente. 

cuento los dias

Cuento los días como niño que espera sus reyes, cuento las noches que faltan para estar a tu lado. Escondo las lagrimas de tanto echarte de menos para que cuando llegues solo luzca mi sonrisa, te espero como agua de mayo, como brisa en el mes de agosto, como corazón solitario. Princesa estos días se hacen eternos, paso las horas pensando en ti y el resto soñando contigo, pensando en cuanto falta para que vengas, cuantas horas, cuantos minutos para que vuelva a estar a tu lado, pero son tan largos que hasta me cuesto contarlos. Nunca sabrás lo que te he echado de menos, las noches de desvelo frente a mi ventana viendo si llegabas, si sonaba esa puerta antes de tiempo y al abrirla estuvieras tú. Las letras brotan como agua de manantial escribiendo cada sentimiento, cada lagrima cada latido de mas que tiene este estúpido corazón.

Los días van pasando, un día mas en el calendario, un día menos en esta lista de espera que me llevaría a ti. Los pensamientos y mis sueños se han aliado para recordarme que no hay nada mas especial que tú. que estar a tu lado. Eres como ese ángel que salvo un día mi vida, así te veo, así te sueño y así te quiero. 


Comienzo

Comienzo a extrañarte, a echarte de menos cuando estas lejos de mi, a no saber respirar cuando no puedo verte. A soñarte, no solo cuando duermo, sino a que al cerrar mis ojos puedo verte. A sentir ese aroma que embriaga mis sentidos, que duerme mi corazón en un silencio que solo tu puedes romper. A decir palabras que antes solo sonaban en mi cabeza, que componían poemas, versos y odas que jamas recitaría. Canciones que me recuerdan a ti, que sus letras me llevan a ese mundo en el que puedo estar frente a tus ojos, que puedo enloquecer mis sentidos y mirando al cielo decir que es la gloria. Comienzo a ver que el día termina, la noche cae y aun no estas a mi lado, que la lejanía produce esa tristeza que mis ojos cierra, que derraman lagrimas que antes escribían poemas y que ahora tan solo describen tu figura. Comienza esa soledad, esa en la que te busco en cada rincón, en cada esquina, en cada lugar en los antes estabas y ahora ya no. Comienzo a quererte hoy mas que ayer y menos que mañana. 

Versos

Versos sin rimas
palabras que borran silencios
te quiero que nunca te dije
llenan mi alma de este amor.
Amor que no te olvida
en este tiempo que pasa
que llena de recuerdos
toda mi vida.
Letras llenan mis cartas
con sabor a despedida
con palabras que un día pensé
y que jamas escuchaste.
Hoy grito al viento
lo que siempre pensé
que te quiero como un niño
por favor entiéndeme.