Ni puedo, ni quiero olvidarte

Aun saltan lágrimas de moa ojos al recordarte aun hay una pequeña esperanza de que vuelvas a no vida. No me doy por vencido, algo así no merece este final, la distancia para mi no es el olvido porque olvidar algo que fue tu felicidad durante tanto tiempo no se puede. Tengo muchos recuerdos que no he podido borrar, muchas razones por las que al cerrar mis ojos sigo viendo tu rostro. Has sido mas que un sueño, eres ese motivo por el que tenía fuerzas cada mañana para enfrentar un nuevo día. Nunca pude decirte que te quería no por falta de valor sino por que nunca tuve las palabras apropiadas para poder decirte. Quizás hoy ya es tarde o simplemente ya mis palabras caigan en tu olvido, pero de algo estoy seguro es que ni el tiempo ni el espacio te borraran de mi memoria. Se que no soy el mejor pero tampoco el peor se que conmigo nada es fácil pero se que todo es posible. Me costo mucho encontrarte para ahora dejarte escapar para que en un momento dejes de estar en no vida. Te he querido mas que a mi vida y por eso ni puedo ni quiero olvidarte.


Confesiones ante la luna llena

Ya ha salido esa luna que tantas veces me ha visto asomado a esta ventana vendiendo baratas mis lagrimas, esa que ha escuchado mis poemas entre suspiro y suspiro, esa que tantas veces escucho tu nombre de mis labios junto a unos latidos de mi corazón vacíos. Esa que tantas veces me hizo ver tu cara redonda, es que me ha visto soñar contigo, con esa melena oscura, con esos dos luceros castaños que te dieron como ojos y con esa preciosa boca que me muero por besar. Me confieso entre llantos desconsolados que te quiero, que lo he hecho siempre, que no hay dia en el que no piense en ti, que la lejanía me duele, me mata, se mete en mi interior y me destroza. Callo los gritos de mi alma, para no decirle al mundo que sin ti no se vivir, que la vida solo tiene sentido cuando tu estas en ella, que sin ti, solo soy un pedazo de carne que pasa por este calendario tachando los días que estoy lejos de ti.