Ni puedo, ni quiero olvidarte

Aun saltan lágrimas de moa ojos al recordarte aun hay una pequeña esperanza de que vuelvas a no vida. No me doy por vencido, algo así no merece este final, la distancia para mi no es el olvido porque olvidar algo que fue tu felicidad durante tanto tiempo no se puede. Tengo muchos recuerdos que no he podido borrar, muchas razones por las que al cerrar mis ojos sigo viendo tu rostro. Has sido mas que un sueño, eres ese motivo por el que tenía fuerzas cada mañana para enfrentar un nuevo día. Nunca pude decirte que te quería no por falta de valor sino por que nunca tuve las palabras apropiadas para poder decirte. Quizás hoy ya es tarde o simplemente ya mis palabras caigan en tu olvido, pero de algo estoy seguro es que ni el tiempo ni el espacio te borraran de mi memoria. Se que no soy el mejor pero tampoco el peor se que conmigo nada es fácil pero se que todo es posible. Me costo mucho encontrarte para ahora dejarte escapar para que en un momento dejes de estar en no vida. Te he querido mas que a mi vida y por eso ni puedo ni quiero olvidarte.


Herido de amor

Herido de amor, asi me hallo en este oculto lugar, cayo mis llantos con los recuerdos de un amor vivido, un sueño que nunca he cumplido y muchas lagrimas vacías que caen en el suelo. Se pierden en el eco de la tarde aquellas palabras que no tuve el valor de decirte, aquellas que grite cada mañana al despertar, cada noche al cielo estrellado, pero no fui capaz de susurrar al amor de mi vida. Silencios, es lo único que escucho, es lo único que me rodea tras esta larga espera, tras esta larga conquista perdida en el que el único guerrero era yo. Derrotado, con el animo bajo cero me escondo en esta humillante cueva, en la que plegaria y poemas llenaran cada hueco de este solitario lugar. 


Pequeña carta de amor

Querida princesa;

Buenos días mi amor, un día mas me pongo ante este ordenador para desearte buen día, apenas ha amanecido aquí y ya estoy pensando en ti. ¿Que tal van tus días por allá, has descansado bien, que tal amaneció?. Tengo tantas preguntas que no se cual hacerte. Por aquí se te echa mucho de menos, los días se me hacen muy largo y las noches aun mas, al menos se que estas bien o eso creo. 

Ayer estuve en el lugar donde nos conocimos por primera vez, aquel banco me trae infinidad de recuerdos, demasiados diría yo. Por un momento incluso me pareció verte allí sentada de nuevo esperando y yo sentado a tu lado. Solo quería que supieras que te quiero, que te apoyo en todo aquello que inicies, que siempre estaré ahí, en lo bueno y en lo malo. 

También quería decirte que cuando vienes, cuando volverás por aquí, tengo muchas ganas de verte. Me despido con un fuerte abrazo y un besazo enorme para mi vida.