Versos y sentimientos

Tantos son los versos como días hay en esta cuenta, tantas las palabras como sentimientos encontrados, tantos los latidos como los besos que están en estos labios esperando a su princesa. Espero junto a este mar de lagrimas a esa mujer, a esa que un día quise, quiero y querré por siempre, a esa dulce sirena que con su cantar atrajo este amor incondicional que hoy siento por ella. Larga esta primavera que pinta de rosa esta vida, largo ese camino que polvoriento y escollado he recorrido, con el único fin de ver a esa princesa. Aun sangran mis heridas, he caído muchas veces, tantas como las que me levante, mire al cielo y dije te quiero mi vida. Nada ha cambiado, soy ese hombre enamorado de una hermosa mujer con la que sueña cada noche, en la que piensa cada día y en la que su nombre se ha grabado en el corazón y es el fruto de la inspiración. Hoy igual que ayer y que mañana seguiré aquí estancado diciendo a mi corazón desbocado que se tranquilice, que esa princesa esta al final del camino que comenzamos hace unos años y que aun no ha terminado, 


Carta de Adios

Mis ojos se llenan de lagrimas, ya no puedo mas, me derrumbo en cada paso que doy, en cada pensamiento  es un suspiro constante que aplaca mi corazón. Amarte es lo unico que me ha mantenido vivo, la esperanza que se enciende y apaga como las estrellas. No encuentro el sentido, tu eras el rayo de esperanza que ardia en mi cuerpo, que prendia esa llama que encendia mi sonrisa los dias de mi vida. Se acabo, he luchado como un guerrero y he perdido, he reido y llorado lo que ningun hombre en esta tierra, he escrito cartas, escrito sonetos que ni siquiera los grandes poetas romanticos se han atrevido. Lo he hecho todo y no tengo nada.

Te intentare olvidar, pero se que es imposible, porque como se olvida la razón de tu existencia, como se olvida aquello por lo que tanto has luchado. Me doy por vencido, las lagrimas, soledad y desesperanza se han apoderado de mi, no encuentro el sentido, ni siquiera al de mis palabras, que brotan como mis lagrimas en mis ojos.

Me despido, has sido lo mejor que ha habido en mi vida, la razón mas fuerte por la que seguir sonriendo y mirando al frente, pero hoy me lo has arrebatado todo.


Carta de amor

Apenas levanto cabeza, no puedo dejar de pensar en ti, se que es difícil estar contigo, pero lo es mas aun estar sin ti. No soy un caballero, creo que en eso te has dado cuenta, me falta valor y me sobran sentimientos. Me enamore de ti, lo sabes, creo lo he dicho tantas veces que hasta el cielo lo sabe, y aunque yo diga que es valor lo que me falta no es del todo correcto. Me pregunto si un tarado como yo puede tener alguien tan maravillosa como tu, alguien con quien sueñe, ame y quiera. 


Yo apenas puedo darte cosas bonitas, vivo de mi trabajo, de lo que hago con mis manos y el sangrado de mis riñones. Vivo al día, luchando para no caer en el abismo y pagando poco a poco, no te podre dar fiestas, ni vestidos caros, ni joyas. Pero hay algo que si puedo darte, mi amor incondicional, un hombro sobre el que apoyarte cuando te hagas falta, alguien que estará cerca de ti en lo bueno y en lo malo, que tendera su mano cuando caigas para levantarte y que mirara al cielo cuando hacia el te eleves. 

Me despido, no sin antes decirte que ha sido un placer haber conocido a alguien a quien querer de forma incondicional, a alguien que siempre esta en mi mente, en mis sueños y en mis deseos, Gracias. 

Un equivoco

Que hacer si no podía decirle a la cara que me gustaba, como le hago señales para que ella se de cuenta, pues como en la actualidad, a través de las redes sociales. El problema es como agregas a alguien a una red social, cuando tan solo la conoces un poco y no la ves a diario. Pues echándole “valor”, llamemosle así, ya que no podía decírselo a la cara, intentemoslo por aquí, se que no es la decisión mas acertada, pero al menos es algo. Y así sucedió, una noche me decidí a agregarla, quizás tuvo que ver algo que me tomara alguna copa el que echara algo mas de valor. Si a cientos de personas se conocen a través de la red y se comunican porque yo no. Pues asilo hice, la agregue y de vez en cuando interactuaba con ella, manteníamos conversaciones como en persona, cortas, escuetas y sin ningún valor, porque aunque me sentía tras una pantalla, seguía pensando en ella y de aquí salio este blog. Un pequeño diario de anécdotas, poemas, rimas, cartas que escribía pero que ella no leía.

Un estado tras otro mis redes sociales se actualizaban, una frase romántica, una imagen amorosa, un poema, un estribillo de canción, que todos sabían porque lo hacia, menos ella. Comencé a plantearme si de verdad podía tener una posibilidad con ella, para que perder mi tiempo si se que no. Pero la verdad es que si, no tenia novio y al parecer yo le hacia sentir bien…



Un mes mas

Paso un mes y otro mas y yo seguía como al principio, enamorado como un loco, pero sin atreverme a decirle una palabra. El miedo a oír una negativa me paralizaba, podía hacer mil gilipolleces para hacerla reír, pero no podía decirle que me gustaba. Ensayaba en casa, frente al espejo como seria decirle que me gusta, sin embargo una vez frente a ella, las palabras se esfumaban, solo guardaba silencio y escuchaba lo que ella me decía, respondiendo con palabras y frases realmente cortas.

Nunca me ha pasado, yo cortarme frente a una chica, que tiene esta que es distinta al resto, que la diferencia. La verdad no lo sabia entonces y no lo se ahora. Sin embargo el tiempo seguía pasando, los días se sumaban en un calendario y las coincidencias cada vez se hicieron mas difíciles. Pasamos de coincidir a diario a solo una o dos veces en semana. Me entristecía, que solo pudiera verla dos veces a la semana, pero ni aun así el valor aumento. Seguía enamorado, pero sin soltar una sola palabra.