Ni puedo, ni quiero olvidarte

Aun saltan lágrimas de moa ojos al recordarte aun hay una pequeña esperanza de que vuelvas a no vida. No me doy por vencido, algo así no merece este final, la distancia para mi no es el olvido porque olvidar algo que fue tu felicidad durante tanto tiempo no se puede. Tengo muchos recuerdos que no he podido borrar, muchas razones por las que al cerrar mis ojos sigo viendo tu rostro. Has sido mas que un sueño, eres ese motivo por el que tenía fuerzas cada mañana para enfrentar un nuevo día. Nunca pude decirte que te quería no por falta de valor sino por que nunca tuve las palabras apropiadas para poder decirte. Quizás hoy ya es tarde o simplemente ya mis palabras caigan en tu olvido, pero de algo estoy seguro es que ni el tiempo ni el espacio te borraran de mi memoria. Se que no soy el mejor pero tampoco el peor se que conmigo nada es fácil pero se que todo es posible. Me costo mucho encontrarte para ahora dejarte escapar para que en un momento dejes de estar en no vida. Te he querido mas que a mi vida y por eso ni puedo ni quiero olvidarte.


te amare

Desde hace mucho tiempo en mi cabeza solo hay un pensamiento, una ilusión o un sueño que se repite y que no deja concentrarme. Desde hace meses miro como el tiempo pasa, como me enamoro mas de ti y cada vez se hace mas difícil hablarte. Lo intento, dios sabe que si, que habré ensayado esto cientos y cientos de veces y cada vez me sale peor. Me gustaste desde que dijiste la primera palabra, desde que escuche tu nombre de esos labios en esa boca, en esa que deseo besar cada día. Lo he cayado tanto que mis silencios son los esclavos de este amor loco, pero aun así algún día debía salir y sera hoy.

Se que no puedo darte mas que un amor eterno, comprensión absoluta y que estaré siempre que me necesites, es lo único que te prometo, que te quedre siempre, tengas 28 como 82 años, seas flaca o gorda, vieja o joven. Me enamore de ti y eso no lo cambiara nadie. Ahora te toca decir a ti, acéptame o rechazarme, aquí estaré para aceptar lo que me digas, que me quieres pues bien, que no pues unas veces se gana y otras se pierde todo. 


Te quiero, dímelo tú

Cuanto tiempo es necesario, cuanto para que te des cuenta que te quiero, cuantos días, horas, minutos deben pasar para que este caminante polvoriento tenga el amanecer de tus ojos. Cuantas letras, versos, cartas necesitas para que mis palabras creas, para que veas que debajo de este pobre diablo existe un hombre con un corazón como la catedral de Santiago. Que aunque tenga las manos trabajadas, heridas en el cuerpo, quemado por el sol sigo conservando un corazón que sigue gritando tu nombre. No seré ni mucho menos el hombre soñado, pero si el que te haga soñar despierta, no seré el que te haga deslumbrar con colgantes, anillos y pulseras, pero si por mantener esa sonrisa capaz de alumbrar la tierra. 

¿De verdad crees que no te quiero, que no me gustas…? mira mi pasado, mira mi presente y juzga por ti mismo. Despierto con tu imagen en mi mente, duermo contigo en mis sueños y me paso el día pensando en ti, en que tal estas, en como te ira y que si el día te es favorable. 


Rosa de amor

Cuento los segundos que quedan para que mi vida vuelva a salir a flote. Mi alma regresara, saldra de las sombras para ver la luna, esa luna que envidia al lucero mas hermoso del universo, que eres tu. Dia a dia se pasa el tiempo, mis lagrimas recuerdan los segundos que te vieron. Como un espejo se refleja tu recuerdo, pasando a mi corazon y vuelta a mi mente. Te guardan como un tesoro, locura, dulce locura que vuelve cada noche y desaparece cada amanecer con las estrellas, pero quedara por una eternidad tu recuerdo. Mis palabras son solo alagos para una princesa, una reina, que domina mi cordura. Un solo dia valio la pena, aun sigue esos rayos de luz que se almacenan en mi alma, me devuleve a la vida. Mi vida solo quiere verte, besarte y estar contigo. Un te quiero hubiese bastado, pero mi sentidos se nublan con tu belleza, que es tal que cuando las rosas te rozan pierden su hermosura, al no poder eclipsar la tuya.

Poema MII

Sueño incansable
de este alma que no cesa
por el amor loco
de una princesa.
Silencios que se rompen
en esta dura condena
de cien años pasados
por tu amor, mi reina.
Canto mientras camino
por esta oscura senda
por la que me guían tus ojos
mientras se escribe lo leyenda.
Sirena que escucho a lo lejos
de este camino que no cesa
mientras sigo andando
por esta vereda.
Canta y vuelve a cantar
mi dulce princesa
que tu príncipe en camino esta
y mi alma presa. 


Los recuerdos

Sueños que arden en mi mente
imagenes que prenden mi alma
incinerando esta amor
que hoy es evidente.
Cartas que escribo
con la sangre de mis manos
de la que espero respuesta
que aun no percibo.
Los te quiero se amontonan
en las noches de soledad
esperando a mi princesa
que tarda mucho en llegar.
Silencios en la noche
buscando a esta dama
que mi corazón quiere
que mi vida ama.

Caminando

Mis pies caminan sin rumbo, mi corazón golpea en mi pecho como caballo desbocado mientras mi mirada se pierde en el cielo. Busco una señal, algo que me de la fuerza necesaria por la que mirarte a los ojos y decirte lo que durante tanto tiempo he estado sintiendo. Cada esquina, cada calle es una esperanza de que estés tu ahí, de que vuelva a ver esos preciosos ojos castaños que enloquecen mi alma, esos a los que temo porque para mi son el cielo. Te veo y eres pasado, presente y futuro en mi vida, porque no hay día ni noche en la que no estés en mi mente, en mía sueños y desvelos. Te quiero dos palabras que llevan tú nombre seguidos de este sentimiento que invade mi ser llenando de paz y felicidad toda mi vida.


mil años

Mil años pasaran y no te olvidare, mil vidas y seguiré siendo ese hombre que una tarde de otoño te vio y se enamoro. Mil lágrimas serán derramadas sobre mil poemas que llevan ese nombre que no podre pronunciar porque en mi mente habrá una única imagen, la tuya. Podre contar los días, las horas, los meses pero mi calendario se detuvo en ese día en el que mi corazón ya no te sentía. Podre guardar mil recuerdos, mil palabras salidas de tu boca, pero no encontrare una caja tan grande para poder guardar esto que siento. Aunque me derrumbe se que hay una fuerza que me hará renacer y es haber tenido la oportunidad de conocer a alguien con quien merece la pena soñar. Mil kilómetros son la distancia de nuestros cuerpos, pero tan solo milímetros separan mi corazón del tuyo.
Podría llenar de letras toda esta pantalla, incluso todo el universo, pero aun así mi corazón y mi alma no tendrían bastante. Seguiré contando los latidos vacíos de mi alma porque tan solo unos ojos podrán hacerlos fuertes. Me despido, no sin antes decirte hasta pronto dulce princesa.



Amor, loco amor,

Hoy suena esa dulce melodía de ruiseñor que es tu voz, hoy el amanecer comienza en tus ojos, hoy la tinta cae sobre el papel dibujando ese rostro que enamoro mi ser. Ciego de amor calmo mi locura en los te quiero que se escriben en mi alma,en los recuerdos que llevan impreso tu nombre y en un presente en el que tu presencia hace mi futuro. Mis ojos encandilados por tu belleza despiertan el resto de mis sentidos, el aroma angelical llega a mis pulmones llenando de frescura y enamorandome un poco mas si cabe. Mis manos quieren saber si ese ángel que esta frente a mi es real o simplemente sigue siendo un sueño del que no querré despertar. Tu voz entra en mis oído como canto de pajarillo en primavera haciendo que en esta mañana de frío sienta el calor de tu alma. Los te quiero se amontonan con los te amo en mi alma, porque cada latido de este loco y viejo corazón es una palabra de amor que dedica a mi princesa. Las noches se llenan de sueños en el que tu imagen es la dueña de ellos, despertando así al niño que llevo dentro.



las lagrimas

La tristeza es lo único que me queda tras irte, las lagrimas se han secado y los latidos que antes animaban mi corazón han cesado. Los versos que componían mis poemas han perdido su tinta, no hay son en mis amaneceres, los días no se diferencian de las noches y la melancolía es el sentimiento que sustituye a la felicidad que antes marcaban mis labios. Los te quiero han pasado a mejor vida, las sonrisas de ayer son las lagrimas de hoy, los recuerdos atormentan mi mirada que aun convencida de que volverías a aparecer esta nublada. Los sueños se deshacen apareciendo este insomnio que hace que me pregunte una y mil veces porque te has ido. Así pasan los días, entre lagrimas y suspiros llenan este vació que dejaste.