Cantar del poeta loco

Murió el poeta, murieron los versos a los que tanto tiempo dedique, igual que muere la primavera, igual que muere la mar. Solo quedan, aquel tintero vació, aquellos viejos papeles en los que mis letras cobraban sentido y aquel rincón en el que la musa de mis sueños se hacia eco. Ya no queda nada, todo se hizo cenizas, al igual que mis recuerdos, solo las lagrimas que se derraman que recorren este triste camino de soledad y tristeza. ¿Donde quedo el amor? se lo llevo el viento, se la llevo la mar, se lo ha llevado el viento que susurra a mi oído, que ya pare de cantar.