carta de amor

Si te soy sincero no se por donde empezar a contarte, me puse frente a este ordenador con la única intención de contarte lo que en verdad siento, pero apenas se me ocurren palabras que decirte. Podría decirte que estoy enamorado, que me gustas, que sueño contigo, pero creo que no hace falta, creo que es mas que obvio, me pregunto que te hace especial que hace que me enamore de ti un día si y otro también y la lista es eterna. Cada mañana me propongo mirar esos ojos y decirte que te amo, que me gustas, que no pasaría ni un segundo mas sin estar a tu lado. Pero hay un silencio que me hace pensar, un miedo que atormenta mi vida, un miedo a perder algo que nunca he tenido. Lo siento si suena raro, pero es así, eres como las estrellas, te puedo mirar, pero a medida que me acerco mi vista se aparta.

Llevo mucho tiempo enamorado, tanto que ni recuerdo el día que todo empezó, para mi fue un ayer muy lejano, para ti un momento. Muchos te dirán piropos, los mereces, alguien como tu no se conoce cada dia, pero no solo eres especial por eso, eres única para mi. Pasarían mil años y no encontrara a nadie que te llegue a los tobillos, nadie que me llene como tu lo haces, nadie de quien me vuelva a enamorar. 

Anclado en tu recuerdo

Vuelve a caer la tarde, como vuelve la soledad a su lugar, vuelven los peces a sus ríos, vuelve todo menos tú. Aquí en el ultimo adiós, aquí en ese lugar donde vi por ultima vez tus ojos te espero como clavado a la tierra, como escrito en un folio, espero tu vuelta. Pasan los días, pero no me muevo, pasan las horas y yo te sigo echando de menos, no se cual es el motivo de tu partida, pero me gustaría ser el motivo por el que vuelvas. Fue un adiós en el que ni te despediste, tan solo recuerdo una mano diciendo adiós, como esperar que ese hasta luego se convirtiera en el inicio de la cuenta que aun no termina. 

He perdido las lagrimas, las fuerzas  la ilusión, pero no pierdo la fe ni la esperanza de que mis ojos vuelvan a verte otra vez. Pasaran mil días, mil años y no me moveré de este lugar, porque la esperanza de estar a tu lado me mantiene vivo. No cambiare ni uno de mis recuerdos, ni una sola letra de tu nombre porque en fin yo siempre te quiero, siempre lo hice y siempre lo haré. No podría borrar ni una de tus sonrisas grabadas en mi mente, ni una sola palabra que salieron de esos labios porque ardería en este infierno en el que tu ausencia me ha condenado. Volverás, al menos eso espero y yo estaré aqui para volverte a decir, te quiero princesa. 


Te quiero, dímelo tú

Cuanto tiempo es necesario, cuanto para que te des cuenta que te quiero, cuantos días, horas, minutos deben pasar para que este caminante polvoriento tenga el amanecer de tus ojos. Cuantas letras, versos, cartas necesitas para que mis palabras creas, para que veas que debajo de este pobre diablo existe un hombre con un corazón como la catedral de Santiago. Que aunque tenga las manos trabajadas, heridas en el cuerpo, quemado por el sol sigo conservando un corazón que sigue gritando tu nombre. No seré ni mucho menos el hombre soñado, pero si el que te haga soñar despierta, no seré el que te haga deslumbrar con colgantes, anillos y pulseras, pero si por mantener esa sonrisa capaz de alumbrar la tierra. 

¿De verdad crees que no te quiero, que no me gustas…? mira mi pasado, mira mi presente y juzga por ti mismo. Despierto con tu imagen en mi mente, duermo contigo en mis sueños y me paso el día pensando en ti, en que tal estas, en como te ira y que si el día te es favorable. 


te amare

Buenos días princesa;

Hoy comienza un nuevo día, una nueva oportunidad para sonreír, un nuevo reto para que esa sonrisa con la que despertaras no se apague en todo el día. Buenos días mi ángel, porque tan solo te faltan las alas para serlo, para tener conquistado mi cielo, mi vida, mi todo. Buenos días mi vida, porque eres el aire que respiro, la sangre que corre por mis venas, buenos días mi musa porque eres ese hada de la inspiración que llena de locura estas palabras que salen de mi boca buscando únicamente tu agrado, buenos días mi princesa porque eres ese cuento en el que este mendigo conquista a su princesa.

Espero que tu sueño fuese tan bonito como el mio, porque apareciste toda la noche en él, eres el motivo de mis desvelos, de mi sonrisa, de mis lagrimas, eres el mayor motivo de mi existencia por eso y mucho mas te quiero mi amor. 


Dulce corazón

Oh dulce corazón acompañame como cada noche. Cada día que pasa me enamoro mas, aun creyendo que sea imposible, mi alma se entrega a tus pies, solo tienes que pedírmela. Desde que apareciste en mi vida no he tenido mas que sueños en los que apareces como la reina de micorazón: Si algún día dios quisiera llevarme con él, diría que ya lo he vivido todo porque he conocido al ángel mas precioso que haya sobre la faz de la tierra. Llegaste a mi vida como una autentica desconocida y hoy mi alma solo quiere que estés a mi lado, mi corazón no tiene cavidapara el recuerdo que le produce tu belleza y ni siquiera las palabras son suficiente para poder describir a una niña como tu. Si me pidieran una descripción diría que tienes dos ojos como dos luceros que han conseguido eclipsar a los mios, tienes un pelo que desprende un aroma capaz decautivarme cada segundo que he estado cerca de ti, aunque haya sido poquísimo tiempo. Tu dulce voz calma mi alma desconsolada cuando mis labios no pueden besarte, son tan dulce queharían arrodillarse al mismísimo olimpo. Imposible hablar de tu belleza, es como ver el reflejo de la luna llena en un lago cristalino, dudo a veces si eres real o simplemente un sueño que aparecióen mi vida y que cada noche te colocas en mi mente no dejando de pensar en ti.

Cada noche mi corazón sale de mi pecho y a la mañana cuando regresa solo puede decirme entre lágrimas que cada día estas mas guapa, no te confundas no son lágrimas de dolor, son lágrimas de admiración. Aceleras mi corazón con el solo hecho de oír tu nombre, de escribirlo, de leerlo. Te has colocado en mi mente, has ocupado mi corazón, te has llevado mi alma y mis labios ya no responden otra cosa que quieren besarte.



Poema de desamor

Sangre que corres por mis venas
que escribes esta bonita historia
recuerdas su nombre
igual que se grabo en mi memoria.
Mil versos fueron escritos
por este amor que termina
en lagrimas en mis ojos
por un corazón que me discrimina
La tristeza invade mi alma
mientras escribo este verso
que recuerda aquel tiempo
en que como tú, ninguna.
Cierro ya mis ojos
en esta tarde que termina
con un te quiero en mis labios
con un recuerdo en mi vida. 


Los recuerdos

Sueños que arden en mi mente
imagenes que prenden mi alma
incinerando esta amor
que hoy es evidente.
Cartas que escribo
con la sangre de mis manos
de la que espero respuesta
que aun no percibo.
Los te quiero se amontonan
en las noches de soledad
esperando a mi princesa
que tarda mucho en llegar.
Silencios en la noche
buscando a esta dama
que mi corazón quiere
que mi vida ama.

Caminando

Mis pies caminan sin rumbo, mi corazón golpea en mi pecho como caballo desbocado mientras mi mirada se pierde en el cielo. Busco una señal, algo que me de la fuerza necesaria por la que mirarte a los ojos y decirte lo que durante tanto tiempo he estado sintiendo. Cada esquina, cada calle es una esperanza de que estés tu ahí, de que vuelva a ver esos preciosos ojos castaños que enloquecen mi alma, esos a los que temo porque para mi son el cielo. Te veo y eres pasado, presente y futuro en mi vida, porque no hay día ni noche en la que no estés en mi mente, en mía sueños y desvelos. Te quiero dos palabras que llevan tú nombre seguidos de este sentimiento que invade mi ser llenando de paz y felicidad toda mi vida.


Letras que se cubren de lágrimas en esta noche que no termina, en esta que el sueño ha sido roto por la locura, desesperación y tristeza. Los recuerdos nublan mi vida porque tu ya no estas. El sentimiento calla mis palabras haciendo que el sol sea mas oscuro que de costumbre porque el único amanecer que reconozco es el de tus ojos. Porque aunque te hayas ido sigo pensando en ti, soñando cada noche contigo porque por mucho tiempo que pase yo jamas te olvidare. La distancia no hace que te olvide, porque ni aunque estés en el rincón mas remoto del universo siempre habrá un corazón que late en mi interior.



las lagrimas

La tristeza es lo único que me queda tras irte, las lagrimas se han secado y los latidos que antes animaban mi corazón han cesado. Los versos que componían mis poemas han perdido su tinta, no hay son en mis amaneceres, los días no se diferencian de las noches y la melancolía es el sentimiento que sustituye a la felicidad que antes marcaban mis labios. Los te quiero han pasado a mejor vida, las sonrisas de ayer son las lagrimas de hoy, los recuerdos atormentan mi mirada que aun convencida de que volverías a aparecer esta nublada. Los sueños se deshacen apareciendo este insomnio que hace que me pregunte una y mil veces porque te has ido. Así pasan los días, entre lagrimas y suspiros llenan este vació que dejaste.