Crees que puedo tener valor para hacerlo

Apenas encuentro hoy las palabras para decirte, apenas han pasado unas horas que te he visto por ultima vez, pero ya me siento nostálgico. Hoy ha sido un día como otro cualquiera, un día mas para la gente, pero un día menos para mi. un día menos para compartir contigo, un día menos para estar a tu lado, un día menos para decirte que te quiero, un día menos para hacer que ese sueño se haga realidad. Sin embargo aquí me hallo frente a una pantalla de ordenador pensando cuales hubiesen sido las mejores palabras, que debí de hacer y arrepintiéndome cada minuto por no haberte dicho que eres alguien muy especial. 

Los día se van sumando a esta lista, a esa en la que yo los tacho de mi calendario como oportunidades perdidas, tiempo perdido, sueños no cumplidos. Pero piensa, como le dices a esa persona especial que te gusta, que pasarías cada segundo de tu vida a su lado, que no la cambiarías por nada del mundo. Ahora imagina que esa chica eres tu, crees que puedo tener valor para hacerlo. 

Cien preguntas sin respuesta

Son cientos las preguntas que hoy rondan mi cabeza, y ninguna la respuesta con la que contestarme, son millones los pensamientos, recuerdos y palabras que suenan una y mil veces como eco en mi cabeza y todo por que un día conocí a alguien quien me quedo locamente. Son cientos de palabras, cientos de sentimientos que arden en mi pecho, cientos de latidos que dicen que mi corazón me lo robaste. Versos que me recuerdan que te quiero, versos que como musa tienen a la mujer mas linda, versos que me dicen que esa sirena que un día canto en mi playa hoy es la razón por la que mis palabras brotan de mis manos. Porque eres mi inspiración, el aire que alimenta mis pulmones, la razón que guía mi mente, los sueños que llenan los vacíos de las noches. Eres el agua que revive a este sediento, sediento de unos besos un abrazo y un te quiero que espera desde la tarde en que tus ojos hicieron mella en mi. 


Anclado en tu recuerdo

Vuelve a caer la tarde, como vuelve la soledad a su lugar, vuelven los peces a sus ríos, vuelve todo menos tú. Aquí en el ultimo adiós, aquí en ese lugar donde vi por ultima vez tus ojos te espero como clavado a la tierra, como escrito en un folio, espero tu vuelta. Pasan los días, pero no me muevo, pasan las horas y yo te sigo echando de menos, no se cual es el motivo de tu partida, pero me gustaría ser el motivo por el que vuelvas. Fue un adiós en el que ni te despediste, tan solo recuerdo una mano diciendo adiós, como esperar que ese hasta luego se convirtiera en el inicio de la cuenta que aun no termina. 

He perdido las lagrimas, las fuerzas  la ilusión, pero no pierdo la fe ni la esperanza de que mis ojos vuelvan a verte otra vez. Pasaran mil días, mil años y no me moveré de este lugar, porque la esperanza de estar a tu lado me mantiene vivo. No cambiare ni uno de mis recuerdos, ni una sola letra de tu nombre porque en fin yo siempre te quiero, siempre lo hice y siempre lo haré. No podría borrar ni una de tus sonrisas grabadas en mi mente, ni una sola palabra que salieron de esos labios porque ardería en este infierno en el que tu ausencia me ha condenado. Volverás, al menos eso espero y yo estaré aqui para volverte a decir, te quiero princesa. 


Poema MII

Sueño incansable
de este alma que no cesa
por el amor loco
de una princesa.
Silencios que se rompen
en esta dura condena
de cien años pasados
por tu amor, mi reina.
Canto mientras camino
por esta oscura senda
por la que me guían tus ojos
mientras se escribe lo leyenda.
Sirena que escucho a lo lejos
de este camino que no cesa
mientras sigo andando
por esta vereda.
Canta y vuelve a cantar
mi dulce princesa
que tu príncipe en camino esta
y mi alma presa. 


Caminando

Mis pies caminan sin rumbo, mi corazón golpea en mi pecho como caballo desbocado mientras mi mirada se pierde en el cielo. Busco una señal, algo que me de la fuerza necesaria por la que mirarte a los ojos y decirte lo que durante tanto tiempo he estado sintiendo. Cada esquina, cada calle es una esperanza de que estés tu ahí, de que vuelva a ver esos preciosos ojos castaños que enloquecen mi alma, esos a los que temo porque para mi son el cielo. Te veo y eres pasado, presente y futuro en mi vida, porque no hay día ni noche en la que no estés en mi mente, en mía sueños y desvelos. Te quiero dos palabras que llevan tú nombre seguidos de este sentimiento que invade mi ser llenando de paz y felicidad toda mi vida.


Amanece

Amanece en esta triste y fría mañana, en este mar de lagrimas donde anoche se terminaron de hundir los barcos llamados recuerdos y esperanza. Sentado mirando pasar el tiempo, contando los días y horas que pasan sin que el reflejo de tus ojos sea la luz que me despierte. Escribiendo poemas sin versos, cuentos sin princesas, cánticos sin música, esperando que la eterna soledad de mis palabras acabe con los pocos recuerdos que aun me queden. Sonriendo a la tristeza, haciendo fuerte a la debilidad que mi cuerpo y mente siente por ti. Así me siento, con lagrimas aun en mis ojos, deseando que el pasado no existiera y que el futuro nunca llegue, abrazado a la amargura e un amor no correspondido que arde en mi entraña, que recorre mis venas y escribe en cada célula de mi cuerpo tu nombre. Encadenado como animal salvaje a unos ojos que jamas me miraron, a un corazón que jamas ha latido por mi a una esperanza que quizás nunca he tenido.

Me doy cuenta que los errores de mi corazón hoy los paga mi alma, que mi mente es un disco duro que guarda todo aquellos que un dia vivimos y soñamos, que los sueños son solo eso sueños. Me pregunto que en esta vida solo existe las pocas costumbres de amarse a ratos, que porque alguien a quien tanto he amado ni siquiera mira atras al camino para decirme tan solo Adiós. 

Una nueva etapa

Una etapa que termina, y otra que comienza, termino esa soledad, esas tardes en las que mi mirada se perdía en el cielo, buscando a esa razón por la que seguir adelante, por la que comerme el mundo. Comienza esa etapa en la que tu compañía alegra mis días, en la que cada momento se convierte en recuerdo, en algo especial. Comienza una etapa en la que sonreír sale de adentro, en la que la mujer mas especial de este mundo despierta a mi lado. Comienza a darle mil y una razón al mundo de porque te amo, porque eres especial, porque eres la mujer mas hermosa de este universo. Comienza a llenarse mi cabeza de locura, de sueños cumplidos, hechos realidad, tan solo porque estoy con la persona que quiero, que amo y de la que jamas me volveré a separar.

Así día a día, dando nuevas razones por las que despertar, mirar al cielo y decir gracias Dios mio por darme esta mujer tan increíble. Necesitando días y noches pare decir que te hace especial y jamas las diría todas, mirar a tus ojos y ver ese futuro que solo puedo tener contigo. Te quiero, dos palabras que salen en cada latido, que se graban en cada recuerdo, en cada momento que estoy contigo. 

un dia mas

Hoy es uno de esos días en los que recordar tiempo en los que compartí contigo, tiempos en los que un sueño de una vida mejor era posible siempre cuando fuera a tu lado, pero tan solo fue eso recordar sueños y tiempos vacíos.  Hoy me siento en esta soledad viendo la marca en este puto calendario en el que pasan días y días y yo sigo aquí, pensando en que al menos un instante de esos días hayas recordado al menos mi nombre. Me siento cansado de tanto camino andado sin saber por donde caminar, sin dirección, sin rumbo, tan solo camino que no termina y que mis pasos siguen. Pero el cansancio, los recuerdos pueden mas que yo y termino derrumbandome, preguntandome porque no te merezco, porque no tengo una oportunidad contigo, tal vez sea mi aspecto, mi físico, que soy mas pobre que las ratas, no se, porque dudo seriamente que en este mundo encuentres a alguien que de verdad quiera compartir su vida con la tuya tanto como lo deseo yo.


Comienzo

Todo comenzó un día como otro cualquiera, un día en el que despiertas tras una noche expendida, desayunas, te vistes, te peinas y sales a la calle y nada ha cambiado, todo sigue igual, la misma gente, las mismas calles incluso los mismos coches. Caminas hasta llegar a tu lugar, misma gente, pero entonces ves a alguien nuevo, a esa persona allí sentada, alguien que tu cara te suena, pero no recuerdas. Entonces ya ha cambiado, la saludas y comienzas a hablar cosas que quizás no vengan a cuento, intentas despedirte pero sigue saliendo conversación, da igual, no sabes de lo que estas hablando, pero no eres capaz de cortar. Cuando te despides sigues tu camino, ya nada vuelve a ser igual, ese color que había salido con esa persona vuelve al gris inicial, pero ahora te fijas en pequeños destalles, eso ha cambiado.


Llegas a tu casa, pensando en que todo sigue igual, entras y sin motivo aparente vuelve a tu cabeza esa conversación que no te dijo nada, pero que tu recuerdas. Ya puede haber sido un día de locos, tu solo recuerdas ese momento, en el que alguien te ha saludado y cambia todo. Te vas a dormir, ha sido un día largo y esa imagen no deja de repetirse en tus sueños, ya no sabrás como quitártela de la cabeza. 

lagrimas en los ojos

Las lagrimas inundan mis ojos, recordando cada segundo que he pasado contigo, cada instante en el que nuestras miradas se hacen una, donde te miro y veo a esa mujer que es unica, la que aparece en mis sueños, en mis desvelos. Eres esa persona en la que los sueño se hacen realidad, en la que con una sonrisa cambias mis mañanas, haces que con poco tenga mucho, que de gracias al cielo por cada dia que vivo. Eres esa promesa que un dia me hizo la vida, esa que me hace soñar despierto, que me hace sonreir sin tener un motivo. Eres el te quiero que mis labios sueltan cada vez que pienso en ti, cada vez que apareces en mis recuerdos. 



Siento que mi corazón late mas fuerte cuanto mas cerca estas, siento que te quiero, te amo en cada palabra que sale de mi boca. Siento como cada suspiro suena tu nombre, como cada minuto que pasa siento que mis labios desean mas besarte, como mi alma se incinera pensando en ti, soñandote despierto, viendo como en cada latido me une mas a ti. Como cada palabra expresa este sentimiento que arde en mi, que se ha arraigado volviendo loco a este pobre corazón.