Carta de amor XXVIII

Tus palabras hace que mis miedos crezcan, porque hace apenas unos días ni siquiera conocía tu nombre y ahora no puedo dejar de pensar en el. Llevo unas cuantas hora intentando pensar en que palabras he de escribirte, como decirte que en poco tiempo has conquistado una parte de mi que creía que ya no existía. Quizas son solo un sueño, palabras que se han guardado en mi mente y que cuando despierte solo quedara un bello recuerdo que haría mi vida mas feliz. pero temo que si esto es un sueño desaparezcas para siempre y que este sentimiento que ha arraigado ahora en mi solo sea algo pasajero, por eso quiero que seas real, que seas esa mujer que ha despertado este sentimiento en mi, quiero que en  futuro pueda mirarte a los ojos y vea la sonrisa de mis labios. Quiero que esto nunca termine, que sea lo mas hermoso que me ha pasado, lo mas bello que pueda soñar. 

Ahora terminare mi carta esperando que me escribas de nuevo,que me digas que eres real y que algún dia veré reflejada mi sonrisa en tus ojos. Siempre tuyo.

Amarte es la locura que ha habido en mi alma

El miedo acompaña mis pensamientos igual que lo hace con mis pasos, el silencio hace que mis palabras se confundan, digan te quiero al viento con la esperanza de que lleguen a tus oídos. Mis sueños prenden la llama de mirar al cielo y darse cuenta de que en esta vida lo que mas se necesita es sentir que le importas a alguien. Mi vida se prende en los te quiero que no he dicho, los que guardo en este alma que tantos recuerdos guarda, en las pequeñas imágenes que hay en cada mirada que mi mente contesta. Cada palabra de amor es un verso que se susurra a mi alma, que llega a lo mas hondo de quien hoy con sus palabras dice lo que siente, de quien un día conoció la vida a través de un sentimiento que nació de la nada y que hoy es todo. 

Carta de amor XVIII

Buenas tardes 

Perdona la tardanza de mis palabras pero el tiempo apenas me da para leer tus bellas palabras. Al abrir tu carta lo primero que veo es la belleza de tus ojos que hablan de ti mas que tus propias palabras y eso hace mella en mi conciencia. Si he de serte franco anoche cuando leí tu carta la he tenido en mi mente en cada momento de la noche, tu imagen perseguía mis sueños. Me preguntaba si alguien tan lejano entendía mis palabras, mi forma de pensar porque se hacia tan grande la distancia, pero hay veces que esto depende del destino. Agradezco cada una de tus palabras que me has enviado, alegran mucho recibir tus palabras y conocer a alguien especial, aunque solo sea por lo que escribe.

Ahora solo queda despedirme y esperar una nueva carta tuya, espero que vuelvas a sacar la sonrisa que hay dentro de mi

Amor de una locura

Leer tus letras me acerca mas a ti, en cada silaba se me escapa una sonrisa, el susurro de tu nombre, el sueño que hace que esta distancia se rompa y que haga que pueda tenerte a unos centímetros de mi. Al cerrar mis ojos escucho tu respiración, escucho tus palabras, escucho como pronuncias mi nombre.Se que pensaras que estoy loco, pero los locos son los que mas amamos. Apenas conozco mas que tus letras, nombre y la sonrisa mas bonita que he visto, pero creo que me basta para saber que eres lo que siempre he soñado. Mis te quieros llenan mi mente y callan mis labios hasta que frente a ti pueda decir lo que significas para mi. Amarte se ha convertido en mi locura, en ese amor prohibido, en esa lejanía que las palabras rompen y que solo espero que los días pasen y pueda mirarte a los ojos. No hay kilómetros suficientes que puedan separarme de ti, porque los dos miramos el mismo cielo, porque los dos amamos a la otra persona, Me despido de mi alma gemela esperando de nuevo ver tus mensaje en mi alma. 

Carta de amor VII

Buenas tardes mi princesa

Ni el tempo ni el espacio son suficiente para poder separar a nuestros corazones,se que es mucha la distancia que nos separa, pero no hay momento del día que no te encuentre en mis sueños, en mi alma, en mi mente. Me has robado el aire que respiro para susurrar tu nombre por los rincones, me has robado el sueño para dibujar tu imagen en mi mente y así darme cuenta de que te quiero. Si es una palabra profunda, un te quiero, pero no hay otra explicación, cada letra que he leído tuya ha llenado mi alma, mi ser, mi confianza ciega en ti, esa persona que desde la lejanía me conoce y me enamora. Quizas no conozca tu mirada, pero ya soy el reflejo de tus ojos en mi espejo, la estrella que guía mis pasos, la locura que hace mella en este hombre que te escribe. Eres la musa de mis poemas, el sueño que se repite y que convierte cada letra de canción en una imagen de tu rostro.

Ahora he despedirme, pero no pienses que te olvido, porque desde que te conocí te tengo presente en mi vida. Mil besos y espero tus letras de nuevo para calmar mi corazon. 

El amor entre susurros

El silencio de mis palabras son los suspiros en los que mi corazón grita tu nombre, son los segundos de mi día en que tu imagen impregna mi mente, son los segundos del día en que pienso cual es su perfume, cual el sabor de sus labios, cual el tacto de su piel. Son solo preguntas y pensamientos que atormentan mis días y que ocupan mis sueños. Los kilómetros separan a estas dos almas, la tuya y la mía mientras nuestras palabras nos acercan, mientras un sueño eterno salpica de esperanza a este sentimiento que podemos llamar amor y del que yo creo que es locura. Cada amanecer me trae mas preguntas, cada atardecer menos respuestas, pero  entre ambas encuentro tus letras que consiguen calmar a este lobo que aúlla a su luna. Es como un cuento de hadas, como un te quiero que se pierde entre susurros de amantes, es como mirar a las estrellas y encontrar dos que sean como tus ojos, imposible, pero se intenta. 

Mapa de amor

Soy parte cansada del alma enamorada de un hombre, un verso compuesto que se desvanece con los primeros rayos del sol, un amanecer que se pierde cuando la luna embelesa a las estrellas y nace de nuevo la noche mas oscura. Soy la palabra del silencio, los piropos a la morena de ojos castaños que empaña mis sueños y que culpa a un te quiero de un mañana que nunca llega. Soy el príncipe que cabalga sin razón, la espada que defiende a un reino que no tiene, la locura de un hombre bueno que se pierde en cada mirada a esos ojos que cautivan mi alma. Soy el cancerbero de un mundo sin alma, el te quiero que nunca tiene fin, el verso que se pierde entre tantas letras y que queda sin respuesta a un hombre que ya no vive, que solo reza.