Rincon del amor

Hoy vuelvo donde siempre a ese lugar en el que mis pensamientos se van hacia ti, mis palabras en elogios y mis recuerdos se convierten en lagrimas que se derraman sobre el papel en el que escribo. Aun los arboles no pierden sus hojas, el banco de aquella tarde esta ve esta vació, como las ultimas mil tardes que estuve aquí. Los recuerdos fluyen por mi memoria, en cada rincón de este lugar, la soledad me acompaña, se escuchan mucho murmullo, pero dentro de mi solo escucho el silencio. Mis pensamientos comienzan a escribir tiernas palabras, versos que jamas leeré y jamas te contare, palabras que no escucharas. Los pensamientos me atormentan, el no escuchar tus palabras me entristece y el no ver el brillo de tus ojos hace que esta magia se rompa y no vuelva mas. Pierdo las esperanzas, en ese lugar que tanto me dio, en ese lugar que aparece en mis sueños que aparece en mis pensamientos y que hace que la vida sea mucho mejor.

Me despido de este lugar idílico, de este lugar que tantas poesías me hizo escribir, de ese que tantos momentos me hizo soñar. Adiós amor, adiós, espero que todo te vaya mejor, por esa calle que unos llaman olvido y que este llama tumba. Esa tumba que no solo guarda mi cuerpo y mi alma, sino cada recuerdo, cada poema, cada palabra que lleva tu nombre.