Crees que puedo tener valor para hacerlo

Apenas encuentro hoy las palabras para decirte, apenas han pasado unas horas que te he visto por ultima vez, pero ya me siento nostálgico. Hoy ha sido un día como otro cualquiera, un día mas para la gente, pero un día menos para mi. un día menos para compartir contigo, un día menos para estar a tu lado, un día menos para decirte que te quiero, un día menos para hacer que ese sueño se haga realidad. Sin embargo aquí me hallo frente a una pantalla de ordenador pensando cuales hubiesen sido las mejores palabras, que debí de hacer y arrepintiéndome cada minuto por no haberte dicho que eres alguien muy especial. 

Los día se van sumando a esta lista, a esa en la que yo los tacho de mi calendario como oportunidades perdidas, tiempo perdido, sueños no cumplidos. Pero piensa, como le dices a esa persona especial que te gusta, que pasarías cada segundo de tu vida a su lado, que no la cambiarías por nada del mundo. Ahora imagina que esa chica eres tu, crees que puedo tener valor para hacerlo. 

Caminante

Versos de silencios se escriben con al sangre caída de este poeta, con el viento en este polvoriento camino que he recorrido buscando únicamente la felicidad de esa preciosa mujer que un día encandilo su memoria. Baches u mas baches en esta vereda por la que ando, solo, sin encontrar a nadie con la única compañía de mis pensamientos, con el único temor de no volverte a ver, con el único sueño de agarrar tu mano y recorrer el mundo. Las palabras brotan de mi boca, los pensamientos de mis sueños almacenados  y los silencios se rompen con cada golpe de este corazón loco que solo dice tu nombre. Camino por donde nadie camino, escucho los silencios que se abren ante mi y me recuerdan que ni en mil años de vida encontraría a nadie como tú. Sigo no hay pausa para mi, he de encontrarte porque la sangre que hoy se derrama sobre este poema fue quien escriba un nombre junto al mio mas un te quiero para siempre. 


Adios princesa.

Hoy no hay sangre en mis venas, con ella escribí esta carta en la que me despido, en la que me doy por vencido. El tiempo ha ganado, ha perdido el corazón y ganado la razón, los sueños se hicieron pedazos al igual que mi sonrisa. Soy un espectro de lo que fui, un muerto en vida que vive sin la única razón que lo hizo latir, que lo hizo ser quien fue y la razón por la que estoy. Muchos son los días echándote de menos, tantos que el cansancio y el tiempo han podido conmigo, muchos los pensamientos que se quedan por el camino, los sueños que no cumpliré, las sonrisas que no tendré. Quizás no las merezca, quizás no sea el hombre para ti, quizás no siquiera sea el que pueda hacerte feliz, ojala y lo encuentres, este caballero bajo de su caballo y cayo en la arena del camino que no lleva a ninguna parte. 

Me despido, el tiempo ha ganado a mis sueños, fue un duro competidor, ahora debe ser mi aliado en este olvido que hoy comienza, en este camino en el que no hay mas que pasos que se hunden, escoyos en el camino y baches que debo tapar. Sera el quien de el olvido a una vida, a un sentido a un sueño que comenzó y que nunca debió terminar. Adiós princesa 


Carta de amor

El silencio se ha roto, ya no aguanto mas, no puedo callar mas mis palabras, mis miradas furtivas, mis sueños que no se cumplen. Lo siento pero estoy enamorado de ti, si yo, ese que apenas puede hablar contigo, ese que con mirada tímida responde tus preguntas, ese que desde aquella tarde en la que conoció tu nombre lo lleva grabado junto a la palabra felicidad eterna. Se me hace cuesta arriba pensar en estar tan cerca y permanecer callado, seguir saludando a diario y no decir te quiero, no se que hacer, porque cuando te veo me siento feliz, cuando te escucho me siento renacer y cuando te sueño despierto con una sonrisa que me ayuda a afrontar el día.

Han pasado muchos días desde que te conocí, tantos que hasta la cuenta he perdido, sin embargo recuerdo tu sonrisa, tu nombre, tu voz, cada una de esas palabras que han salido de tu boca. Eres ese recuerdo imborrable que me hace mejor persona, mas feliz y que merece la pena. Quizás por eso me enamore de ti, te quiero y compartiría mi vida una y mil veces sin dudarlo. 


Un dia

Un día como otro cualquiera, un día en el que despiertan con la única idea de cuando terminara para volver a mi cama, dormir y esperar un día mas. Un día en el que caminas sin rumbo, sin tener claro si ir hacia la derecha, hacia la izquierda, entonces aparece una señal, una que no conoces, en este caso una morena de ojos castaños que llena mis ojos. En un principio no sabes porque esa señal aparece como estrella fugaz en el cielo, pasas de ella como un ceda el paso en una carretera convencional. Sigues tu camino, pero a medida que pasa el día, esa señal esta en tu cabeza, esos ojos castaños comienzan a ser el señaforo que detienen tu vida, comienzan a pararte ha guiarte por el camino en el que un día tras otro esa señal te detiene mas, pasa de ser el ceda al paso a un stop, de ahí a un guardia civil que pone una multa que termina con el pago de tu corazón. 



Asi me siento

Escribo con lagrimas en los ojos y con un puto nudo en mi garganta, con el recuerdo de tu imagen en mi mente y una foto tuya frente a mi. Me he comportado como un verdadero gilipollas, como un niñato quinceañero que no sabe lo que quiere. Pero sabes porque, porque eres tan especial que no creo ni que te merezca, solo soy un tio que se enamoro una tarde de alguien demasiado especial y que en vez de decirle lo que siente se dedica ha hacer el gañan. Así me dedico a decir lo que haría, lo que debi haber o lo que tengo que hacer mientras la mujer mas maravillosa de este mundo ni siquiera se imagina que me gusta. Tengo mucho valor para poner indirectas, pero me cuenta mirarla a los ojos, coger su mano y decirle te quiero. Puedo hacer cientos de absurdeces, puedo escribirle miles de entrada en un blog, ponerle un millón de estados en las redes sociales, pero no tengo los cojones para decirle a los ojos eres lo mejor que me ha pasado, te quiero y quiero tan solo una oportunidad de demostrar que merezco la pena. 


Caminante

Caminando entre senderos que no me llevan a ninguna parte, por veredas que jamas han sido andadas sigo mis pasos sin rumbo, buscando aquello que un día apareció de la nada y que se grabado en lo mas hondo de mi alma. Ahí donde nacen los sueños, donde un día puede cambiar tu vida, donde alguien puede modificar todo aquello que te creo. Esa persona que apareció sin esperar, que una tarde menciono su nombre y desde entonces se ha grabado en lo mas hondo de mi ser. Te quiero, dos palabras que tendré en mi boca cada vez que una imagen tuya toque mi recuerdos, cada vez que un sueño rompa mis desvelos, ahí estaré diciendo una y mil veces te quiero. Porque habrá mil caminos, cientos de senderos, pero yo siempre seguiré en aquel en el que tu estés.



Un dia mas

Un día mas en esta vida, en esta locura que unos llaman amor, en este mar inmundo de recuerdos de esa persona que un día fue especial, de esa chica que una tarde conquisto todo el mundo que conozco y que hoy solo quedo ese sueño de lo que pudo ser y jamas sera. Así los días se suman a la cuenta del pasado, a esa que uno tras otro pasan y van dejando mas exhausto a este pobre corazón que tan solo quiere amarte. Viviendo cada recuerdo, cada palabra que una vez salio de tu boca como un instante único, irrepetible, simplemente algo que jamas olvidare. Fuiste y eres esa persona a la que ni el tiempo podrá borrar, porque incluso en mi lecho de muerte seras ese ultimo nombre que mis labios dirán en mi suspiro. Porque el estar enamorado ha sido el único sentimiento que ha ardido en mi, porque fuiste la persona mas loca que ha llegado a este corazón, transformando el duro invierno en esta primavera. Porque hiciste que este rudo alcornoque fuese la mas delicada flor de una primavera que tu creaste, los versos que lo llevan a tu recuerdo y las palabras que jamas callaran, te quiero mi vida. 


Cartas de amor

A tan solo seis días desde que te conociera he intentado pensar en algo especial para ti, algo que nunca haya hecho, y creo que en tanto tiempo jamas te he expresado porque te quiero. No es por tu belleza, ni por tu físico, estaría igual enamorado de ti fueras como fueras, simplemente eres esa persona que al mirarte te haces única, que al cerrar mis ojos no puedo dejar de pensar en ti y la única que aunque me trate como un perro yo seguiré yendo a tu lado. Se que suena mal, pero es así, aunque no me quieras yo te quiero, eres especial, cambiaste mi vida. Puedo recordar mil veces en las que me he acostado llorando desesperado pidiéndole a Dios que a la mañana siguiente ya no te recordara, pero tan solo cerrar mis ojos una imagen tuya calmaba mi llanto y me hacia ser feliz. Te amo, por mil y una razones, da igual el tiempo que pase, meses, años, yo seguiré siendo igual, te amare día a día. Lo siento soy asi de gilipollas, no es suficiente el desprecio, el tiempo ni el espacio simplemente entre en esta locura en la que tu imagen arde en mi pecho. 

No soy perfecto, lo se y no merezco quizás ni tu amistad, pero en este tiempo que te he conocido me he dado cuenta que eres la única persona por la que merece luchar, que merece despertar. Eres esa persona a la que al mirar a los ojo te duele el alma, dice lo que piense, aunque me vuelve loco. Eres esa locura que me hace soñar, pensar en ser mejor, por eso y muco mas te amo. 

Esta andadura

Así comenzaron mi andadura por este mundo que unos llaman amor, otro locura y yo mi vida. Un día tal como hoy, una tarde calentita, pero nublada, en esa en la que el aire ya van quedando desnudos esos arboles de esas hojas marrones como los ojos mas bonitos del planeta. Ahí sentada en ese banco de madera, en ese tercer piso estaba, la mujer mas hermosa del mundo, una persona que por el simple hecho de tenerla en tu pensamiento ya te incita a soñar. Entrar y no poder dejar de mirar fue todo una, no se porque, pero así fue y aun sigue siendo. Un buenas tardes se grabo en todo mi ser, en toda mi vida que no olvidare jamas, esa voz dulce, melodiosa, algo increíble. 


Y asi comenzo esta epopella, esta vida de sueños, desvelos, alegrías y llantos, de esperas. Un día en el que cambio mi vida para siempre, encontré a esa persona con la que merece la pena madrugar, con la que merece la pena despertar, hablar, reír, soñar, merece la pena todo. Y así día a día escribiendo una larga historia, pero siempre con ese ser maravilloso en mi cabeza, dándole gracias al cielo por enviarme ese ángel y al infierno por ese demonio por el que hoy late mi corazón