Sentimientos bajo la piel

En todos estos días en los que he tenido para pensarte me doy cuenta de que no solo eres especial para mi, sino que sin ti no encuentro soluciones a todos los problemas que se me plantean en esta vida. Tu me has dado mil razones por las que luchar cuando a esto no se le ve salida, mucha luz cuando solo tenia las tinieblas. Doy gracias por cada momento que me has regalado, por cada minuto de tu sonrisa que me has dado y por el que merece la pena seguir luchando. Se que no digo muchas veces esto y que cuando lo digo no tengo las palabras correctas, pero quiero que sepas que te amo. 

Sentimientos de un hombre loco

Son muchas las razones por las que quiero olvidarte, muchas las razones que me hacen dudar de todo aquello en lo que creí y quiero creer, muchas las razones que siguen siendo fieles a mi mente y castigan a mi alma con la locura. Los latidos se han tornado vacíos, el silencio de mi alma calla las palabras que tantas veces he pronunciado, las palabras que tantas veces he querido y he sentido y de la que soy cautivo desde el mismo día en que te pensé. Te he amado como he amado a nadie,te he soñado como no lo he hecho antes por nadie y aun así no tengo el valor suficiente para negar ante las estrellas que no eres la persona que mas me importa, que no eres la musa de mi alma, que no eres la mujer de mi vida.


Sentimientos de un amor prohibido

He mirado con desprecio a la luna preguntándome si alguna vez has entendido mis palabras, si alguna vez has sentido lo que yo siento y si en ese universo en el que estas metida conoces todas mis respuestas. He soñado tantas veces con mirar a los ojos que dios te dio como luceros, con ese brillo que abres el alma a quien los mira y condenas a un amor eterno a quien tantas veces te ha pensado. Eres el castigo de un amor prohibido, el sentimiento loco de un poeta que nace de la musa mas perfecta, del sentimientos que solo un hombre puede tener hacia la mujer mas increíble que haya en este universo. Las palabras se hacen silencios, las miradas caídas al suelo porque la tuya hipnotiza, vuelve loco al que la devuelve, hace sentir algo especial a ese que tantas veces te sueña, te mira, te ríe.