Miro al cielo buscando

Miro al cielo buscando aquello que se fue anoche mientras dormía ese sueño que me mantenía vivo y que ahora solo es un dulce recuerdo. Sueño con un te quiero que se ha clavado en mi corazón y que hace que siga siendo una razón para ganar. Lágrima a lágrima me doy cuenta que este sentimiento que anido en mi y que hoy es la fuente de mi vida se esta marchando se ha ido donde no pueda encontrarla en aquellos lugares en los que solo el sueño puede llevarme. Echarte de menos es solo una razón mas para despertar en esta dulce locura que una tarde me robo la razón y que es presa de este amor único. Te siento como un alma en mi vida como una vela que alumbra mi camino por la senda que me llevan mis pies.


Busco el brillo de esos ojos

Busco el brillo de esos ojos que me diga que todo es posible que soñar despierto no es mas que ver mi futuro en tu mirada. Ya no encuentro palabras cuando tu voz susurra mi nombre cuando tu sonrisa ilumina mis negros días o con tu simple presencia que guarde mi vida. Te conviertes en el verso que una vez quise cantar en la locura que siempre quise cometer o en el amor que quise vivir. Sueño con tenerte a mi lado con vivir siempre en esta luna de miel que endulza mis días y sobrevive a mis noches. Quiero que este pensamiento viva para siempre que me des esa fuerza que solo tu puedes darme


Hoy las lágrimas recorren

Hoy las lágrimas recorren cada parte de mi hoy soy menos que ayer y mas que mañana hoy este clavo arde en mis manos y hace que mi vida te pertenezca. No puedo mirar al espejo y ver que faltas en mi mirada no puedo salir a la calle y saber que aunque cruce mil esquinas ya no te volvere a ver. Soy esclavo de un sentimiento que me ata a una sonrisa y que me mantiene vivo. El llanto no curara mis locuras ni borrara de mi los recuerdos que se grabaron a fuego desde que aquella tarde conocí tu nombre. Han cambiado muchas cosas yo no soy ese niñato que solo quería pasar buenos ratos que ya no soy un loco que va por ahí diciendo te quiero por un pequeño abrazo. No merece la pena seguir caminando si mi dirección no eres tu no puedo decir te quiero si sigo atado a una vida donde falte la razón de mi existencia. Ya no hay amor tan dolo recuerdos de aquello que pudimos haber vivido y no es así. Ya todo me da igual un día mas unas horas menos son simples cuentas de un rosario que se suman en esta hojas en blanco tachando cada día de un recuerdo que no se acaba.


Vuelve otro crudo amanece

Vuelve otro crudo amanecer sin poder estar a tu lado el frío acuna mi ser mientras mi vida fluye por este amargo sentimiento de locura. Siento como cada día te alejas mas como cada segundo que pasa es tiempo perdido de ese que solo el cielo es testigo. Me faltan tus palabras de animo tus besos que hacen que cada día sea mas mágico y que en mi mirada se refleje este sentimiento que arde por dentro. Amarte es querer ser mejor mirar al cielo y dar las gracias por esta bendición que me tiene unido. Amarte es darme cuenta de que existe algo mejor de que mi vida te pertenece y de que cada día es un recuerdo mas en mi haber. 


Por eso cada día sueño contigo cada minuto tu nombre esta en mi boca que lo repite una y otra vez sin cansarse. Eres ese recuerdo que me despierta cada mañana que me ayuda a decir te quiero y que sin ti no puedo vivir

No hay dia que no merezca la pena verte sonreir

Mil veces que yo naciera, mil veces yo te amaría, no lo volvería a negar mas, porque si mi sangre corre por estas venas, es porque un corazón enamorado rumbea al mismo ritmo que tus ojos me miran. Seré el mas desgraciado de este planeta, no habrá tierra que merezca mis pasos, ni centavo que guarden mis bolsillos, pero a cambio, ese ser divino me dio a un ángel que vela mis sueños, que da sentido a aquello que nunca lo tuvo y que hace que este pobre alcornoque sonría sin tener motivo alguno. Da igual cuantos hoyos pisen mis pies, cuantos rosales deba asaltar para llevarte flores, porque una sonrisa de tus labios valdrán todas las heridas que lleven mi cuerpo. Seguiré tus pasos y aplaudiré siempre, seré tu pañuelo en los momentos duros y tu banco si necesitas descansar, no pido nada a cambio, mas que me sonrías, porque si uno de los días dejas de hacerlo, este que aquí habla, de pena se muere.