Solo palabras

Que triste es mirarse al espejo y no encontrar la mirada en tus ojos, que triste es el amanecer sin saber que en el hay mas de una razón que te haga seguir, que triste es ver como tus lagrimas aun siguen dibujando ese sueño que anoche te robaba el desvelo. Aun mis palabras no están preparadas, mi alma se sigue escondiendo en la oscuridad buscando las razones por las que no estas a mi lado. Ciego de este amor que no encuentro, busco las palabras que se cierran en mi alma y que jamas ha pronunciado mi boca, quizas por miedo, quizas por cobardia. Pero este amor no apaga mi llama, es el oxigeno que me hace despertar, es la sombra de mi alma encadenada, es la locura que se hace realidad en mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *