Paginas en el diario

Las palabras se me hacen pequeñas cuando estas en mis pensamientos, mis noches no son mas que desvelos en los que entras y secuestras mi sueño mientras te veo presente en cada una de las estrellas. Mis versos se pierden en la oscuridad de la noche, igual que ese pelo azabache, en el que sueño enredar mis dedos en la eternidad. Mi alma se cansa de nombrarte en la penumbra de la noche, mis ojos buscan los dos destellos que una vez los deslumbraron que se perdieron para siempre. Mis palabras se queman en mi boca por el silencio eterno de este hombre enamorado que no sabe como encontrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *