Carta de amor II

Quien hoy escribe estas palabras no es el hombre que conociste aquel día, sino aquel en el que me has convertido en tus noches de ausencia y las desganas de este amor. No te diste cuenta de que una mirada podía decirte mas que cien palabras, que no hacia falta un San Valentin para decirte lo que se siente, que los regalos son solo obsequios y que en esto del amor no merece la pena mirarse los bolsillos. Reconozco que soy un saco de errores, que cuando me miro al espejo no soy una moneda pulida, pero aun asi se que tengo algo que muchos ya quisieran y es que no me rindo. El tiempo me enseño que debía de caer muchas veces en el charco para llegar a la princesa, que debía mirar mucho a tus ojos para saber que querías, que nada iba a ser fácil y así es. He caído cientos de veces, he llorado cada lagrima que había en mi, he caminado por lugares que no estaban escritos pero me doy cuenta de que tu merecías la pena. El tiempo ha quedado atrás, hoy sigo un camino que no estaba marcado y es el que me indican los ojos mas hermosos. Cada piropo que ha salido de mi boca es un elogio para aquella persona que me hizo ser fuerte, entender que el que no lucha no gana, entender que en esto del amor sino pierdes, tampoco ganas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *