Pensamientos eternos

Llega ese momento del día en que al mirar a la luna ves a la mujer que amas,esa cara redonda que solo ella tiene, ese brillo en los ojos que solo los astros pueden tener, ese pelo azabache que me recuerda a la noche mas oscura. Con el silencio comienzan los versos a ser el murmullo del viento, el susurro de un lobo que mira a la luna, la melodía de quien en su corazón lleva impreso una imagen junto a un nombre y un te quiero. Se pierden en los momentos mas únicos los recuerdos que me llevan a vivir la dulzura de un día, los momentos en los que ese sueño de antaño se hace realidad y puedo beber del néctar de tus labios. Los piropos se quedan cortos para esta dama, los te quiero es un sentimientos vació que juega dentro y que cabe en el alma de un hombre que nace de un te quiero perdido. Amarte es mi locura, una locura que he vivido desde el segundo en que te conocí y que en esta noche que nos envuelve se compone de los te quiero mas dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *